Fanáticos del Guangzhou viven el día más grande de su historia futbolística

Los asiáticos viven épocas doradas en dos aspectos, el deportivo y el económico.


La historia de los Tigres del Sur de China cambió radicalmente en los últimos cinco años
La historia de los Tigres del Sur de China cambió radicalmente en los últimos cinco años (Jesús Hernández)

Guadalajara

La historia de los Tigres del Sur de China cambió radicalmente en los últimos cinco años. Con más de 50 años de historia y dos campeonatos en la era amateur del futbol en la China, los asiáticos viven épocas doradas en dos aspectos, el deportivo y el económico. 


Desde 2011 han ganado cuatro títulos y el último fue a nivel continental que les dio la oportunidad de estar en el Mundial de Clubes, llegaron con dos fichajes bombas Robinho ex Real Madrid y Paulinho ex Totenham, dos de los cinco brasileños que mantienen el ritmo frenético a la hora de atacar y ofender al rival.


Para este encuentro y aprovechando la cercanía con Japón y que se enfrentan al Barcelona de Messi por primera vez en su historia, los chinos llegan ilusionados como si fueran a graduarse futbolísticamente. En teoría serían presa fácil del América, pero los de Coapa no pudieron con ellos y hasta el mismo técnico del Barca, Luis Enrique, en la previa ante los Tigres del Sur, señaló "las sorpresas existan y si no que le pregunten al América, así las cosas el cuadro chino apoyado por miles de sus fanáticos que hacen una marea roja por las calles de Yokohama llegan felices soñando con un triunfo histórico, con ganarle al Barcelona con los máximos jugadores de la actualidad. Son 90 minutos y los del Evergrande sueñan en dar la sorpresa, como ante el América, equipo que todos esperaban esta noche en Yokohama y ahora va de regreso a la Ciudad de México.