Familias en Brasil alojarán a turistas para el Mundial

La modalidad se llama "cama y desayuno" y pretende ser una opción mucho más económica que un hotel

Mundial Brasil 2014
Mundial Brasil 2014 (AP )

Ciudad de México

El ministerio de Turismo de Brasil impulsa la oferta de hospedajes alternativos en casas particulares para turistas que quieran visitar el país durante el Mundial de futbol de 2014, según la agencia oficial de noticias ABR.

Una de las modalidades que cuentan con el aval del ministerio es el llamado "cama y desayuno", mediante el cual se ofrece un lugar donde dormir y un desayuno en casas de familia a un precio menor que un hotel.

En Brasilia, donde se disputarán siete partidos durante el certamen, ya hay 325 residencias particulares registradas para dar el servicio. En Río de Janeiro, que albergará, entre otros partidos, la final del torneo, ya cuenta con una red "cama y desayuno", que es una adaptación del sistema irlandés "bed and breakfast".

"[La idea es] ampliar los medios disponibles de hospedaje para atender al público diversificado que busca la capital federal como destino turístico, posibilitando además la integración directa de los residentes con la actividad y generar empleos e ingresos para todo el Distrito Federal", indicó el organismo oficial a la agencia DPA.

EL DATO

El ministerio de Turismo creó la página web, hospitalidade.turismo.gov.br, donde se pueden encontrar diversas ofertas.Una noche, en una casa familiar, puede costar alrededor de 190 reales (poco más de mil pesos), mientras que el cuarto de un hotel.

El portal de noticias BBC mundo publicó en diciembre pasado un reportaje sobre los precios exorbitantes en Brasil, debido al Mundial. Uno de sus ejemplos es el de  un cuarto privado sin baño en un albergue al pie de una favela de Río que costará alrededor de 420 dólares o más.

En el sitio hoteles.com encontramos algunas habitaciones disponibles con tarifas desde 440 dólares, como las de Quinta Azul Boutique Pousada, a  1.7km del centro de Río. Cuenta con baño privado. El hotel luce coqueto, aunque las fotos podrían engañar. Está calificado con tres estrellas