Alertan sobre riesgos de bancarrota en FIFA

El jeque bahreiní Salman bin Ibrahim al Khalifa alertó sobre riesgos de que sus contrincantes en la pugna por la presidencia de FIFA lleven al organismo a la bancarrota

A casi siete meses del caso FIFA
A casi siete meses del caso FIFA (Reuters )

LONDRES, Inglaterra

La bancarrota amenaza a la FIFA en dos años si los rivales del jeque bahreiní Salman bin Ibrahim al Khalifa, candidato a la presidencia de la federación internacional, ganan la elección del 26 de febrero, aseguró este viernes el presidente de la confederación asiática en insideworldfootball.com.

"Los resultados financieros han caído sustancialmente en el último año", alertó Salman.

"Estamos frente a un déficit que alcanza proporciones insospechadas si el navío no cambia de dirección. Es la triste realidad. De aquí a 2018, la FIFA habrá gastado sus reservas si el statu quo actual gana y si continúa habiendo una falta sustancial de ingresos procedentes de los derechos de televisión y márketing. Se habla de pérdidas masivas", añade.

"Las nuevas propuestas de algunos candidatos aumentarían los gastos de mil millones de dólares en cuatro años, a lo que hay que añadir pérdidas anuales de decenas de millones. Mi plan es no llevar a la FIFA a la bancarrota, sino reestructurarla y revitalizarla. Nadie puede decir que si es elegido presidente, el dinero de los patrocinadores y de los derechos de televisión empezará automáticamente a venir. Hay primero que reparar los daños causados por la conducta del pasado antes de convertirnos en un socio apetecible", señala.

Según los datos transmitidos por la FIFA, este organismo registró ya 92,2 millones de euros de pérdidas en el último ejercicio contable.

El jeque Salman se opone al francés Jérôme Champagne, un exdiplomático de la FIFA, al italo-suizo Gianni Infantino, secretario general de la UEFA, al hombre de negocios sudafricano Tokyo Sexwale y al príncipe jordano Ali al Hussein, exvicepresidente de la instancia mundial, para sustituir al suizo Sepp Blatter, suspendido tras una vasta investigación sobre la corrupción generalizada al frente de la FIFA.