"Nuevo mandatario de FIFA no es la solución", presidente de CONMEBOL

Juan Angel Napout, presidente de la confederación de futbol sudamericana, aseguró que la solución para terminar con la crisis que vive el máximo organismo del futbol es que se trabaje en conjunto  

Juan Angel Napout, presidente de Conmebol
Juan Angel Napout, presidente de Conmebol (AP)

SANTIAGO, Chile

Elegir un nuevo presidente de la FIFA no será la solución milagrosa para que el futbol salga de su peor crisis de corrupción, advirtió el sábado el presidente de la confederación sudamericana.

En entrevista exclusiva con The Associated Press, el presidente de la Conmebol, Juan Angel Napout, dijo que los líderes del futbol mundial tendrán que luchar juntos para recobrar la credibilidad perdida por los escándalos de corrupción que sacuden al organismo rector.

"Yo no creo que un candidato o una situación puedan cambiar todas las cosas. Yo creo que es un trabajo en conjunto", dijo Napout en Santiago, a donde viajó para la final del Mundial Sub17 del domingo. "Creo que se tienen que unir todas las confederaciones y trabajar... por un fútbol, que se llama FIFA".

La FIFA convocó a elecciones especiales el 26 de febrero para elegir al sucesor de Joseph Blatter, quien después de 17 años al mando anunció que dejará el cargo en medio de pesquisas de las autoridades de Estados Unidos y Suiza.

Las autoridades estadounidenses imputaron a 14 personas —incluyendo a dos ex presidentes de la Conmebol— de sobornos, lavado de dinero, crimen organizado y otros delitos relacionados con la venta de derechos de torneos.

Por su parte, Blatter y el líder de la UEFA Michel Platini, considerado en algún momento el candidato favorito para sucederlo, fueron suspendidos por 90 días por el comité de ética de la FIFA que investiga un pago de dos millones de dólares aprobado por Blatter al jefe del fútbol europeo. Las autoridades suizas abrieron una pesquisa criminal sobre ese caso.

"La realidad es que no hay prestigio", reconoció Napout. "Cuando la gente le pregunta a uno: como lo ve con la insignia de FIFA, evidentemente, nosotros sabemos dónde estamos. Hoy la realidad es otra, pero nadie puede abandonar el barco".

Los ex presidentes de la Conmebol Nicolás Leoz y Eugenio Figueredo están acusados en Estados Unidos de crimen organizado, sobornos y otros delitos. Leoz está bajo arresto domiciliario en Paraguay y el uruguayo Figueredo permanece detenido en Suiza, donde fue arrestado en una redada el 27 de mayo pocos días antes de las elecciones presidenciales de la FIFA. Estados Unidos ha solicitado la extradición de ambos dirigentes.

Desde que estalló el escándalo, la Conmebol ha realizado auditorías y ha colaborado con las investigaciones de las autoridades. Un bufete legal de Boston también revisa los contratos de comercialización de los torneos de la Conmebol, incluyendo la Copa América, en los que figuran compañías que están involucradas en la pesquisa del Departamento de Justicia estadounidense.

La Conmebol y la CONCACAF rescindieron hace poco los contratos con una de las empresas acusadas, Datisa, por los derechos de la Copa América Centenario programada para disputarse el próximo año en Estados Unidos. Dirigentes de la compañía están acusados de pagar millonarios sobornos a cambio de los derechos.

Los organismos rectores del fútbol en las Américas abrieron un nuevo proceso de licitación, aunque Napout rehusó decir el plazo fijado para concretar la venta de los derechos.

Aunque estas medidas han ayudado a limpiar la imagen de la entidad, Napout admitió que falta un largo camino por recorrer.

"Es importante el mea culpa. Es importante saber que no con una palabra que yo te diga no nos vamos a ganar la credibilidad y la confianza. Yo creo que va a ser más largo que eso. Y vamos a tener que demostrarle a la gente: que la gente vea licitaciones, aumentos de los contratos", dijo Napout.

"El reconocimiento de los errores por parte de todos es muy importante. Creo que es un momento clave en la historia del futbol".

Sobre las elecciones de la FIFA, Napout evitó conjeturar sobre el camino a seguir si el candidato favorito de la Conmebol, Platini, finalmente queda descartado para las elecciones por su caso de ética.

Otro de los candidatos, el secretario general de la UEFA Gianni Infantino, se reunió esta semana con Napout en la sede de la Conmebol.

Napout dijo que tendrán que esperar como se desarrollan "los procesos jurisdiccionales" que enfrenta el dirigente francés, y la confederación sudamericana tomará una decisión final durante una reunión "crucial" que se llevara a cabo el 26 y 27 de noviembre en Río de Janeiro.