Mundial 2018: Estadio en Rostov atrasado 7 meses

El inmueble estaba pactado para mayo del 2017, sin embargo, un retraso en las obras del mismo, lo tendrán listo hasta diciembre del mismo año 


Póster del Mundial de Rusia 2018.
Póster del Mundial de Rusia 2018. (Archivo)

Ciudad de México

La construcción del estadio para la Copa del Mundo de 2018 en la ciudad rusa de Rostov está atrasada por siete meses y encara un "cronograma muy apretado" para estar listo a tiempo, dijo el ministro de construcción de la región.

La fecha para que esté listo el estadio, con capacidad para 45.000 personas, fue cambiada de mayo a diciembre de 2017, agregó el ministro en un comunicado.

El funcionario no especificó cuál fue el problema, pero dijo que "tomando en cuenta el apretado cronograma para la construcción del estadio, se organizaron turnos dobles de trabajo" en las obras.

Además, el miércoles se pospuso una reunión convocada por el gobierno ruso para reducir los gastos en el Mundial, reportó la prensa rusa. No estaba claro el motivo para posponer la reunión, y tampoco se dio una nueva fecha.

El ministro ruso de Deportes y líder del comité organizador, Vitaly Mutko, había dicho que consideraba que el estadio de Rostov, ubicado al lado de un río, era la obra más complicada de los 12 estadios que construirá o remodelará Rusia, y que su costo podría aumentar. Los obreros tienen que trabajar con temperaturas que bajan hasta 15 grados Centígrado bajo cero (5 Fahrenheit).

El gobierno regional de Rostov, en el sur de Rusia, calculó que el estadio costará 20.200 millones de rublos (305 millones de dólares), y que el costo total para que la región se prepare para el Mundial es de unos 85.000 millones de rublos.

La mayoría de los otros estadios rusos parecen cumplir con los plazos establecidos, aunque una excepción es el de San Petersburgo, con capacidad para 69.000 personas y que será sede de una de las semifinales. Ese estadio estaba supuesto a inaugurarse en 2008 como sede del club Zenit, pero ahora la meta es que esté listo para 2016, para utilizarlo en la Copa Confederaciones de 2017, después de casi una década de retrasos y sobregiros.

También hubo retrasos el año pasado en el estadio de Kaliningrado, en el oeste de Rusia, porque los gobiernos federal y local no se ponían de acuerdo sobre el lugar para construirlo. Esa disputa se resolvió, y el mes pasado empezaron las obras preliminares, aunque todavía no hay un acuerdo sobre el diseño final del estadio.

El presupuesto total para el Mundial es de 664.000 millones de rublos, la mayoría financiado por los gobiernos federal y regionales. Mutko dijo la semana pasada que el presupuesto se vería afectado por los planes del gobierno ruso de reducir los gastos por 10%, en medio de los problemas que atraviesa por la caída en el precio del petróleo y las sanciones económicas internacionales.