El Espanyol se mete a octavos en la Copa del Rey

Héctor Moreno jugó los noventa minutos y anotó un gol pero este fue anulado 

Jugadores del Espanyol celebran el gol de Jairo
Jugadores del Espanyol celebran el gol de Jairo (Espanyol )

BARCELONA, España

El Espanyol sentenció los dieciseisavos de la Copa ante el Alavés, de Segunda División, con un tanto de Jairo en el minuto 65, aunque el choque, trabado y en un Power8 Stadium casi vacío, nunca dio señales de generar sorpresas, con el anfitrión bien posicionado y el rival sin ocasiones claras.

La necesidad del equipo vitoriano tras el 0-2 de la ida le obligó a buscar el gol desde el principio, sin tiempo para las especulaciones. Con un planteamiento claramente ofensivo y las líneas adelantadas, el bloque de Alberto López apostaba por el fútbol directo. A los diez minutos llegó el primer aviso tras un saque de esquina, pero Despotovic no remató a tiempo.

El Espanyol, por su parte, apostó por ir a por el partido, aunque sin excesivos riesgos. Con un once lleno de futbolistas sin minutos en la Liga, buscaba la contra para rematar la eliminatoria. Y dispuso de varias opciones para hacerlo, como una jugada individual de Stuani. El uruguayo falló en el último recorte ante Einar.

La insistencia visitante era destacable, aunque no tenía apenas premio. Sus llegadas se traducían en disparos lejanos y córneres, mientras que el anfitrión controlaba el ritmo sin problemas. Incluso celebró, hasta que lo anularon, un gol de Héctor Moreno. Al llegar al descanso parecía muy improbable la remontada del Alavés.

Las sensaciones no cambiaron en la reanudación. El Espanyol estaba bien posicionado y el rival no encontraba la forma de sorprender con claridad a Pau López, que mostró autoridad en las pocas intervenciones que protagonizó.

Un duelo trabado en el que el empate a cero se auguraba como el resultado definitivo.

El guión se repetía constantemente: buena defensa blanquiazul ante un rival inofensivo. Lo probó Tejera en el miuto 62, desde fuera del área. Su disparo se fue desviado por encima del larguero. Normalmente, las tareas de contención locales suponían una contra, aunque tampoco estaban muy certeros arriba los de Sergio González.

Un escenario monótono para los poco más de 5.000 espectadores del Power8 Stadium. De todos modos, el estreno de Jairo como goleador desactivó el aburrimiento. El joven delantero, con ficha del filial, conectó con la cabeza un centro de Montañés desde la izquierda en el minuto 65. La defensa del Alavés no estuvo atenta y encajó el 1-0.

El Espanyol, lejos de amarrar el resultado, siguió apretando al contrario: Stuani y Lanzarote estuvieron muy activos. La eliminatoria ya estaba superada y los de Alberto López permanecían atascados, con menos moral y menos físico para dar la campanada en Cornellá-El Prat.