Polonia golea y es líder de grupo

Polonia se impuso 4-0 a una floja Georgia y se afianzaron  como líder del grupo D por delante de Alemania, lo que permite a los polacos soñar con su presencia en la Eurocopa 2016

Sebastian Mila celebra su anotación
Sebastian Mila celebra su anotación (Reuters )

VARSOVIA

Aunque Georgia llegó al descanso con un meritorio 0-0 gracias a un juego más aguerrido que táctico, los polacos arrasaron a los locales en la segunda parte con tantos de Glik, Krychowiak, Mila y Milik, lo que confirma el buen momento de forma de los de Nawalka.

Polonia salió al terreno de juego como se esperaba, controlando el esférico y manteniendo el dominio en todas las líneas, aunque incapaz de anotar en una primera parte en la que disfrutó de cuatro ocasiones claras, entre ellas dos disparos de Arkadiusz Milik y Kamil Grosicki que se estrellaron contra la madera.

En esos primeros compases Georgia plantó cara a los albirrojos e incluso tuvo la posibilidad de dar la sorpresa y adelantarse en el marcador gracias a una buena acción de Kobakhidze, quien tuvo la opción de perforar la portería de Szczescy en un saque de esquina tras ganar la pelota a la defensa visitante.

Prácticamente ahí acabó el papel de la selección georgiana, que en la segunda parte cedió ante el empuje polaco y encajó cuatro goles.

Los polacos se sintieron más cómodos tras el descanso, e incluso un Lewandowski más activo disfrutó de una clara oportunidad en el minuto 50, con un tiro a la media vuelta desde el centro del área que atajó el guardameta georgiano.

La ocasión de Lewandowski dio el pistoletazo de salida para la goleada polaca, primero con un cabezazo de Glik desde el área pequeña, para seguir con un tanto de Grzegorz Krychowiak tras una falta botada por el propio Glik y un buen gol de Mila, que perforó la portería georgiana con un potente zurdazo desde fuera del área.

La guinda de la victoria polaca la puso en los últimos instantes del encuentro el delantero del Ajax, Arkadiusz Milik, quien batió a Loria con un disparo raso desde el punto de penalti a pase de Lewandowski, mucho más creativo hoy que en citas previas.

El resultado mantiene imbatibles a los polacos al frente del grupo D, y permite soñar a los de Nawalka con volver a estar en una Eurocopa, después de ser anfitriones en el pasado torneo de 2012.