Aquino, ausente en remontada el Rayo Vallecano

El mediocampista mexicano no vio acción en el encuentro donde su equipo, el Rayo Vallecano, remontó un gol tempranero para derrotar 1-2 al Eibar, esto, en la reanudación de la Liga de España 


El Rayo celebra el gol del triunfo ante el Eibar
El Rayo celebra el gol del triunfo ante el Eibar (EFE)

Eibar, España

Sin la participación del mexicano Javier Aquino, El Rayo Vallecano remontó en tres minutos el 1-0 que había adelantado al Eibar y hundió, con un partido muy serio, a los guipuzcoanos en su crisis de resultados tras once encuentros sin ganar.

El conjunto local se presentaba atenazado por esa mala racha, dos puntos de los últimos treinta, y enfocó toda su ansiedad en el juego para encerrar al Rayo Vallecano en su campo.

Pudo marcar el Eibar a los cinco minutos de juego en una acción en la que Capa se quedó sólo ante Cristian Álvarez, pero cruzó en exceso su remate con la grada viendo el gol.

El Rayo dejó de lado su juego sin complejos y pareció especular en el inicio con las necesidades azulgranas para explotar su momento a lo largo del partido y descolocar a los de Garitano, algo que llegaría en el tramo final del primer período.

Los motivos por los que el Eibar está sufriendo tanto en esta histórica temporada en la máxima categoría se evidenciaron en dos ocasiones claras para haber hecho un gol, en un remate muy franco de Bóveda, adelantándose a la defensa, y en otro rozando el palo de Capa tras una galopada.

Casi 35 minutos tuvieron que pasar para que el Rayo certificara que también estaba en ataque, con una conducción de su estrella y revelación de la Liga, Alberto Bueno, que culminó fuera su jugada.

Precedió este intento rayista al gol del Eibar que llegaría en el minuto 35, de penalti materializado por Mikel Arruabarrena cuando Cristian Alvarez salió con todo y se llevó por delante a Piovaccari.

Antes del descanso empatarían los de Paco Jémez en la mejor jugada de todo el periodo, iniciada por Alberto Bueno, continuada magistralmente con Kakuta y concluida con un testarazo del propio Bueno para hacer su gol 16 esta temporada.

Remató la faena, y dejo ya muy de cara el partido para los intereses del equipo madrileño, un remate colosal de cabeza de Manucho a pase de Jozabed, en el que el angoleño demostró su enorme poderío físico.

Las sensaciones fueron ya muy distintas en la segunda parte, con un Rayo dominador, al que le anularon un gol de forma dudosa, y un Eibar desacertado y sin rumbo que buscaba por impulsos el tanto del empate.

Los últimos minutos fueron un sube y baja con el Rayo cerca de un tercer gol que pudo tener en dos remates de Manucho.

El equipo armero despertó al final y tuvo el empate en un cabezazo de Navas que sacó en la raya de gol Tito en el 90 y otro de Manu Del Moral con espectacular parada de Álvarez que salvó los muebles para el Rayo.