Juez rechaza libertad de Eduardo Li

El ex presidente de la Federación Costarricense de Futbol había pedido libertad bajo fianza, la cual fue rechazada y habrá una nueva audiencia el próximo 23 de febrero


Eduardo Li ex presidente de la Federación Costarricense de Futbol
Eduardo Li ex presidente de la Federación Costarricense de Futbol (Reuters)

NUEVA YORK, Estados Unidos

Un juez de Nueva York rechazó el miércoles el pedido de liberación bajo fianza de Eduardo Li, ex presidente de la Federación Costarricense de Futbol (Fedefutbol) y único acusado del caso FIFA aún detenido en Estados Unidos.

En una audiencia en los tribunales federales de Brooklyn (sudeste), el juez Robert Levy consideró insuficiente el paquete propuesto por la defensa de cinco millones de dólares, de los cuales 300.000 en efectivo, constató la AFP.

Levy convocó a una nueva audiencia el próximo 23 de febrero, ocasión en la que la defensa deberá presentar garantías adicionales.

La fiscalía federal se opuso a la propuesta de la defensa, exigiendo una fianza de 10 a 15 millones de dólares, con entre 5 y 7,5 millones en efectivo o con garantías de propiedades en Estados Unidos.

Li, de 57 años, fue detenido en Zúrich el 27 de mayo de 2015 cuando estalló el escándalo de corrupción en la FIFA y extraditado a Estados Unidos el pasado 18 de diciembre. Se declaró inocente de los 19 cargos que enfrenta, entre ellos asociación delictiva, fraude y lavado de dinero.

Luego de la liberación la semana pasada del hondureño Alfredo Hawit, suspendido presidente de la Concacaf, el costarricense es el único de los acusados extraditados a Estados Unidos o que se entregó a la justicia de ese país que sigue en prisión.

En total, las causas en Estados Unidos por el escándalo de corrupción en la FIFA, que estalló en mayo pasado y tuvo una segunda oleada de acusaciones en diciembre, incluyen a 39 personas, la mayoría altos dirigentes del futbol del continente americano, y dos importantes compañías de marketing deportivo.

Doce individuos se han declarado culpables, aceptando cooperar con la fiscalía a cambio de una posible reducción de la pena, y 27 son actualmente juzgados.