La pasión futbolera de Galeano en frases

El escritor uruguayo, aficionado declarado del futbol, falleció a los 74 años, aquí te dejamos algunas de las frases sobre este deporte que quedarán para la posteridad.

El escritor uruguayo Eduardo Galeano, autor de Las venas abiertas de América Latina, murió el lunes en Montevideo a los 74 años de edad.
El escritor uruguayo Eduardo Galeano, autor de Las venas abiertas de América Latina, murió el lunes en Montevideo a los 74 años de edad. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO

Eduardo Germán María Hughes Galeano murió a causa de un cáncer de pulmón, informaron a la AFP fuentes del sanatorio en el que se encontraba internado en la capital uruguaya.

El escritor uruguayo falleció a los 74 años, pero su legado quedará por siempre, aquí algunas de sus frases sobre futbol que quedarán para la posteridad.

1.-"En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de futbol"

2.- "Para la izquierda, el futbol tenía la culpa de que el pueblo no pensara"

3.- "Yo no soy más que un mendigo de buen futbol. Voy por el mundo sombrero en mano, y en los estadios suplico: Una linda jugadita, por el amor de Dios."

4.- "Soy bochornosamente un pata de palo. Fui el mejor jugador de mi país y del mundo, pero sólo en sueños, mientras dormía".

5.-"Los niños no tienen la finalidad de la victoria, quieren apenas divertirse. Por eso, cuando surgen excepciones, como Messi y Neymar, son, entonces ellos para mí unos verdaderos milagros"

6.- "El futbol se parece a Dios en la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales".

7.- "A medida que el deporte se ha hecho industria, ha ido desterrando la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí".

8.- "El árbitro es el abominable tirano que ejerce su dictadura sin oposición posible y el ampuloso verdugo que ejecuta su poder absoluto con gestos de ópera".

9.-"Jugar sin hinchada es como bailar sin música".

10.-"El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue"