Dolorosa derrota para el Inter de Milán

Giacomo Bonaventura anotó en minuto 90 el segundo gol del Atalanta, lo que le permitió a su equipo llevarse tres puntos del Giuseppe Meazzaevo 

 Giacomo Bonaventura celebrando el segundo gol
Giacomo Bonaventura celebrando el segundo gol (Reuters)

ROMA, Italia

El Inter de Milán, quinto clasificado, perdió en casa por 2-1 ante el Atalanta, recibiendo un gol doloroso en el descuento final, este domingo en la 29ª jornada de la Serie A italiana.

Giacomo Bonaventura fue el autor de los dos tantos del Atalanta, el primero en el 35 y el último y definitivo ya en el 90. El argentino Mauro Icardi (36) había igualado provisionalmente, pero los 'nerazzurri' no pudieron evitar el revés.

Esta derrota impide a los de Walter Mazzarri poder ponerse cuartos y siguen un punto por detrás de la Fiorentina, que juega este domingo en el terreno del Nápoles, tercero.

El Inter se complica su objetivo de clasificarse para las competiciones europeas de la próxima temporada, un objetivo que persiguen también otros equipos que vienen por detrás.

No lo aprovechó de todo el Parma, que sólo pudo empatar en casa con el Génova (1-1), gracias a un tanto del argentino Ezequiel Schelotto (31). Queda igualado a 47 puntos con el Inter en la pugna por el quinto puesto.

En el resto de partidos destacó la contundente goleada de la Sampdoria (11º) por 5-0 sobre el Hellas Verona (8º), que pierde fuerza en la carrera por la Europa League. Roberto Soriano, nacido en Alemania de padres italianos y formado en las categorías inferiores del Bayern de Múnich, fue la figura del partido, con un 'doblete'.

El Udinese (14º) también se alejó de los puestos de descenso y complicó todavía más al Sassuolo (19º, penúltimo), al que venció 1-0 con tanto de Antonio Di Natale (26).

También salió victorioso el Bolonia (16º), que también lucha por la permanencia y que ganó 1-0 al Cagliari (15º), en su caso con un solitario gol del griego Lazaros Hristodoulopoulos (78 de penal).

Este domingo se disputan otros tres partidos en la Serie A, primero el Nápoles-Fiorentina, y luego el Lazio-Milan y el choque entre colista y líder (Catania-Juventus).

El sábado se habían jugado dos partidos, entre ellos la victoria de la Roma en el terreno del Chievo (17º) por 2-0, con lo que se consolidó en el segundo puesto.