Madrid sigue la fiesta y asalta el liderato: 0-4

Javier 'Chicharito' Hernández se quedó en la banca en la goleada sobre el Granada; James Rodríguez marcó dos

James Rodríguez
James Rodríguez (AFP )

Granada, España

El Real Madrid goleó sin problemas por 4-0 al Granada a base de buen juego y goles de calidad y se colocó provisionalmente como único líder de la Liga española de fútbol.

El equipo dirigido por Carlo Ancelotti celebró su séptimo triunfo consecutivo en el campeonato local y escaló a la primera posición con 24 puntos, dos por encima del Barcelona y el Sevilla, aunque con un partido más disputado.

El Barcelona recibe más tarde al Celta de Vigo, mientras que el Sevilla visitará mañana al Athletic de Bilbao.

El Real Madrid dio una nueva muestra de su gran estado de forma y dejó el partido prácticamente sentenciado en la primera mitad.

Cristiano Ronaldo anotó por decimosegundo partido al hilo y abrió la cuenta para los visitantes en el amanecer del partido (2 minutos). Más tarde, el colombiano James Rodríguez amplió con un golazo de volea (31'), el francés Karim Benzema aumentó tras un pase de taco del propio Cristiano (54'), y James convirtió su segundo tanto en el final del encuentro (86').

El Granada, por su parte, sufrió su quinta derrota en los últimos seis encuentros y cada vez se ve más cerca de los puestos de descenso.

El Real Madrid no tuvo demasiados problemas para derrotar a un rival sensiblemente inferior.

La victoria en el clásico ante el Barcelona y la goleada al Cornellá en la Copa del Rey encontró al campeón de Europa con la moral por las nubes y con plena confianza en su juego.

Como si fuera poco, el bloque defensivo planteado por los dueños de casa apenas tuvo sentido en los primeros dos minutos, cuando Daniel Carvajal robó una pelota en el sector derecho de su ataque, Benzema recogió la pelota perdida y asistió a Cristiano para que el portugués definiera con un tiro cruzado a contrapié del portero Roberto.

Ya con la ventaja en el resultado, el Real Madrid aumentó mediante una genialidad de James Rodríguez, quien encontró un balón muerto en el borde del área e inventó una volea que se clavó junto a un ángulo poco después de la media hora.

En la segunda mitad y con el partido roto, el Real Madrid se aprovechó de las constantes desconcentraciones defensivas de su rival: Cristiano asistió de taco a Benzema para que el galo anotara sin problemas y ya sobre el final Rodríguez le puso el sello a una jugada a favor de los visitantes en la que había más atacantes que defensores en el área local.

La única mala noticia para el equipo blanco fue la lesión de Carvajal, quien sufrió un problema muscular a los 38 minutos y fue reemplazado por Álvaro Arbeloa.