Rousseff y Blatter evitarán discurso en inauguración de Brasil 2014

La rechifla generalizada en la apertura de la Confederaciones 2013 dejó amargo sabor a la mandataria brasileña y al dirigente de la FIFA, quien señaló que no hablarán en la ceremonia inicial del Mundial

Dilma Rousseff y Joseph Blatter.
Dilma Rousseff y Joseph Blatter. (Mexsport)

Berlín, Alemania

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, no hablarán en la ceremonia inaugural del Mundial de Brasil 2014, con el fin de evitar abucheos como los que sufrieron en la Copa Confederaciones 2013.

"Vamos a hacer la ceremonia inaugural de manera tal que no haya discursos", aseguró Blatter a la durante una entrevista en Berlín.

Tanto Rousseff como Blatter sufrieron un sonoro descontento en junio de 2013 durante la ceremonia inaugural de la Copa Confederaciones en Brasilia. Aquella inesperada situación fue el disparador de una serie de manifestaciones multitudinarias en todo el país, en las que se criticó el enorme gasto en obras relacionadas con el Mundial.

Blatter, quien estará junto a Rousseff el 12 de junio en Sao Paulo para inaugurar el Mundial, dijo no ser "profeta" cuando se le preguntó si teme volver a sufrir un abucheo.

"No se sabe lo que puede pasar, no soy ningún profeta. Estoy convencido de que en Brasil la protesta social no va a poder apelar a los mismos argumentos de la Copa Confederaciones, porque no son válidos", argumentó.

ATRASOS EN BRASIL, TEMA CERRADO

El dirigente de la FIFA, más que confiar en la entrega a tiempo de los recintos para el Mundial, dijo que "ya es muy tarde para decir que no hay que hacer el Mundial.

"Lo de los estadios va a salir bien. Este no es mi primer Mundial, al final todos los estadios van a estar listos. Algunos retrocedieron, como el de Sao Paulo debido al accidente, pero en general debo decir que los brasileños están listos para sacar adelante el Mundial".