Destituido el presidente de la Unión de Futbol de Rusia

Luego de un voto de censura durante el congreso del máximo organismo del futbol ruso celebrado en Moscú, el presidente de la Unión de Futbol de Rusia, Nikolái Tolstij, fue destituido

Nikolái Tolstij, destituido como presidente de la Unión de Fútbol de Rusia (UFR)
Nikolái Tolstij, destituido como presidente de la Unión de Fútbol de Rusia (UFR) (Tomada de Twitter)

Ciudad de México

El presidente de la Unión de Futbol de Rusia (UFR), Nikolái Tolstij, fue destituido hoy tras un voto de censura durante el congreso del máximo organismo del futbol ruso celebrado en Moscú.

Según medios locales, un total de 235 delegados, diez más de los necesarios, votaron a favor de la destitución de Tolstij, que presidía la UFR desde septiembre de 2012.

Tanto el Ministerio de Deportes, como el Zenit San Petersburgo, el club campeón de la liga rusa, habían abogado por apartar de inmediato a Tolstij de la federación.

Entre otras críticas, Toltstij es considerado el principal responsable de la mala situación económica de la UFR, maniatada por deudas multimillonarias, según la prensa local.

Por este motivo, el seleccionador nacional, el italiano Fabio Capello, dejó de cobrar el sueldo durante varios meses, lo que estuvo a punto de provocar su dimisión en medio de la fase de clasificación para la Eurocopa de Francia 2016.

El viceministro de Deportes, Yuri Nagornij, exigió la destitución de Tolstij, aduciendo, entre otras cosas, que "la asistencia a los estadios ha disminuido y en la prensa sólo hay escándalos".

En su opinión, el cambio en la dirección de la UFR es fundamental para introducir las reformas necesarias para modernizar y sanear el fútbol ruso con vistas al Mundial de 2018.

Tolstij defendió su gestión, aduciendo que el panorama hubiera sido otro si las grandes corporaciones estatales, como el consorcio gasístico Gazprom, que patrocina al Zenit; o Ferrocarriles de Rusia, que financia al Lokomotiv, hubieran invertido dinero en el desarrollo y la mejora de las infraestructuras deportivas.

Y estimó en 8.000 millones de rublos (más de 150 millones de dólares) el dinero que los clubes rusos gastaron en contratar entrenadores, preparadores y futbolistas extranjeros.

Además, aseguró que la UFR puede presumir de los mejores resultados deportivos de todas las federaciones nacionales.

Tolstij votó el viernes en Zúrich a favor de la reelección como presidente de la FIFA del suizo Joseph Blatter, al que defendió de las acusaciones de corrupción.

El legendario futbolista Nikita Simonian, vicepresidente de la UFR, asumirá de manera provisional la jefatura del futbol ruso hasta que se celebren elecciones a la presidencia de la UFR en un plazo de tres meses.

El campeonato de fútbol ruso terminó el sábado con el Zenit, campeón por cuarta vez en su historia, y el CSKA clasificados para la Liga de Campeones; mientras la Liga Europa la disputarán el Krasnodar, el Dinamo y el Lokomotiv.