Despiden a entrenador por golpear a sus jugadores

El Union de Filadelfia destituyó a su técnico Peter Nowak en 2012 tras recibir una serie de quejas

Peter Nowak
Peter Nowak (AP)

HARRISBURG, Pensilvania

El Union de Filadelfia destituyó a su técnico Peter Nowak en 2012, tras recibir una serie de quejas, según las cuales propinaba nalgadas tan fuertes a sus jugadores novatos que terminaba lastimándose la mano, de acuerdo con nuevos documentos presentados ante una corte.

Los documentos dan cuenta también de otro maltrato atribuido al entrenador polaco contra algunos pupilos. Por ejemplo, los habría obligado a correr 16 kilómetros (10 millas) sin permitirles que bebieran agua, y habría desestimado los casos en que algún jugador mostraba síntomas de conmociones cerebrales.

Recientemente, los abogados del club y de Nowak presentaron documentos ante el tribunal. Nowak trata de convencer a una corte federal para que revoque el fallo emitido en abril de 2015 por una jueza de arbitraje, quien consideró justificado el despido y ordenó que el técnico pague al equipo unos 400.000 dólares por concepto de costos legales y honorarios de los abogados.

"Los abusos contra los novatos, al propinarles nalgadas, en ocasiones con una sandalia, fueron totalmente inaceptables", escribió la jueza de arbitraje Margaret Brogan en abril. "Su descripción de lo que hacía resultó indignante, particularmente cuando describió cómo sumergía su mano en un balde de agua helada para mitigar el dolor, evidentemente porque golpeaba muy duro a los jóvenes".

Brogan suele atender también recursos de arbitraje salarial de jugadores de la MLS.

La jueza determinó también que el entrenador obligaba a que jugadores lesionados corrieran largas distancias bajo un calor de al menos 26 grados centígrados (80 Fahrenheit), sin proporcionarles agua, con el argumento de que buscaba hacerlos más resistentes.

"Nowak fomentó aquí un ambiente en que los jugadores sintieron la necesidad de ocultar conmociones cerebrales", escribieron los abogados del club. "De hecho, las evidencias en los expedientes dejan claro que Novak insultaba a los jugadores que sufrían síntomas de conmoción".

En julio de 2012, Nowak demandó al club, un mes después de su despido. Su contrato no expiraba sino hasta 2015, pero el equipo marchaba con apenas ocho puntos en 11 partidos.

En un memorándum que se presentó esta semana, los abogados de Nowak dijeron que los motivos mencionados para su despido eran un mero pretexto. Añadieron que la jueza de arbitraje se mostró parcial en contra del técnico, y que su fallo debe revocarse.

El año pasado, un abogado de Nowak argumentó que la destitución era injustificada, porque el club se negó a escuchar la versión de Nowak, a quien no se había abierto un expediente disciplinario.

No encontraron respuesta las llamadas que solicitaban comentario de Nowak y de sus abogados durante el miércoles.