David Luiz debuta con victoria

El zaguero brasileño del París Saint Germain debutó con victoria en el encuentro que jugaron en Italia; su compatriota, Thiago Silva salió de cambio por una lesión

David Luiz hizo su debut con el París Saint Germain
David Luiz hizo su debut con el París Saint Germain (AFP)

NÁPOLES, Italia

El París Saint-Germain ganó 2-1 al Nápoles con goles del sueco Zlatan Ibrahimovic y del argentino Javier Pastore, este lunes en un amistoso disputado en el estadio de San Paolo, en el que debutó el brasileño David Luiz y se lesionó su compatriota Thiago Silva.

Los tres goles del partido llegaron en la segunda parte. Abrió el marcador para los locales el argentino Gonzalo Higuaín (51) y el PSG remontó gracias a los tantos de Ibrahimovic (55) y Pastore (77).

La mala noticia para el equipo de la capital francesa fue la lesión de su capitán, el brasileño Thiago Silva. En el minuto 13 intentó un taconazo dentro de su área y sintió un tirón en el muslo derecho. Inmediatamente pidió el cambio y se marchó a los vestuarios con ayuda para caminar y gestos de dolor.

"Vamos a quedarnos con la victoria, aunque fuera un amistoso queríamos ganar. El punto negro de la noche fue la lesión de Thiago Silva. Por el momento sabemos que es un problema muscular, vamos a ver la gravedad de la lesión en los exámenes", dijo el técnico parisino Laurent Blanc.

El partido sirvió para que debutara con los colores del PSG David Luiz, fichaje estrella del club este verano, por el que pagó cerca de 50 millones de euros al Chelsea.

"Para su primer partido como titular ha estado excelente", señaló Blanc sobre el defensa.

En un amistoso sin grandes exigencias defensivas, mostró su catálogo técnico para sacar el balón jugado y creó peligro con sus potentes remates de cabeza.

"Es un nuevo ciclo en mi vida y estoy muy contento. Fue un partido difícil porque me falta entrenamiento. Pero comenzar con un triunfo es bueno, estoy contento de estar aquí", dijo David Luiz.

También era un encuentro especial para dos exjugadores del Nápoles, el uruguayo Edinson Cavani y el argentino Ezequiel Lavezzi. Volvían por primera a su antigua casa y la afición les deparó un recibimiento muy diferente.

Cavani, que dejó el club italiano el verano pasado, fue abucheado cada vez que tocaba el balón. Al finalizar la primera parte se fue al vestuario con gestos de enfado y Blanc le dio descanso en la segunda mitad.

OVACIÓN PARA LAVEZZI

Para Lavezzi la acogida fue completamente diferente. "¡Pocho, Pocho!", gritaba la grada cada vez que el argentino tocaba el balón y cuando fue sustituido el público le dedicó una calurosa ovación.

Tras una primera parte propia de la pretemporada, sin grandes momentos para subrayar, el partido se animó en la segunda, con ocasiones para los dos bandos.

En el minuto 51 Higuaín, que había entrado tras el descanso, lanzó un contraataque y combinó con Lorenzo Insigne, que disparó a las manos del portero Nicolas Douchez. El argentino, atento al rechace, abrió el marcador.

Cinco minutos más tarde, Ibrahimovic se encontró un balón en el área que había despejado el portero brasileño Rafael y logró el empate.

En el 77 Pastore firmó la jugada del partido que supuso el tanto de la victoria. Recogió el balón en la zona de tres cuartos, avanzó y tras sortear a un rival con un túnel fusiló a su compatriota Mariano Andújar, que había sustituido a Rafael unos minutos antes.