Respetarán la sanción de CONMEBOL

Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors, expresó su dolor y angustia por la suspensión del partido de vuelta de los octavos de la Copa Libertadores ante River  y sentenció que el club será respetuoso de la decisión de Conmebol

Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors
Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors (EFE )

BUENOS AIRES, Argentina

"Queremos transmitirles desde la institución Boca Juniors el dolor, la angustia y vergüenza por lo sucedido. Siempre hay inadaptados para cometer un acto que no tiene calificación y que eso haga que se suspenda un partido tan importante", afirmó Angelici en conferencia de prensa.

"Tengo angustia no solo por la imagen de Boca sino por la del fútbol argentino que está dando en todas las regiones. El club ha cumplido con todo el protocolo de seguridad y se han puesto 200 policías más; pero siempre hay fallas. La responsabilidad principal la tengo yo, soy el presidente del club", añadió el presidente de Boca desde 2011.

"Le pedí disculpas al presidente de River. Boca tiene que relevar el informe de lo sucedido antes de mañana a las 14 horas. Vamos a esperar a que terminen las pericias pero, desde ya, vamos a ser respetuosos de la decisión de la Conmebol, hay un reglamento claro. El partido era ayer y lo teníamos que revertir adentro de la cancha. Todo hincha lo sabe", sostuvo ante la pregunta sobre el comunicado de la Confederación Sudamericana.

"Queremos ir hasta el fondo. No sabemos cuál va a ser la decisión de la Conmebol. Vamos a hacerles llegar todo el material. No fue gas pimienta, sino un líquido tóxico. Boca se va a presentar como querellante en la causa y esperamos que todos los socios que puedan aportar datos, fotos con teléfonos, los hagan llegar al club", señaló Angelici, que estuvo acompañado por el técnico Rodolfo Arruabarrena.

"Siento mucha vergüenza porque este club siempre ha tenido como anhelo que la familia venga al estadio. El partido se tendría que haber suspendido de inmediato porque los jugadores de River sufrieron una agresión", dijo Arruabarrena.

"Si la Conmebol decide dar por terminado el partido, lo vamos a acatar. Acá hubo una agresión a jugadores, que nos da vergüenza. Me ofusqué con Rodolfo D'Onofrio (presidente de River) porque entró al campo de juego a traer mas confusión", añadió el extécnico de Tigre y el Nacional uruguayo.

"Acá sigue ganando la gente que no quiere que este fútbol no mejore; lo que pasó se vio en todo el mundo y no es lo que queremos", finalizó 'el Vasco' Arruabarrena.