Cuatro de Neymar al Japón de Aguirre: 0-4

El 10 canarinho llegó a los 40 goles con su selección, en la victoria sobre los dirigidos del técnico mexicano

Cuatro de Neymar
Cuatro de Neymar (Reuters)

Singapur

Neymar se lució con un póker de goles y fue el hombre clave en la victoria de Brasil por 4-0 sobre Japón en un amistoso en Singapur, el cuarto triunfo consecutivo de la Canarinha bajo el comando del seleccionador Carlos Dunga.

El delantero del Barcelona anotó los cuatro goles en Singapur (18', 48', 77' y 81') ante la selección dirigida por el mexicano Javier Aguirre, quien no pudo frenar el ímpetu ofensivo de los sudamericanos.

Brasil, que hasta había ganado ocho y empatado dos de los duelos realizados entre las selecciones nacionales de ambos países, brilló delante de unos 51 mil 500 aficionados en Singapur apenas tres días después de vencer 2-0 a Argentina en Pekín.

Aguirre armó su equipo con tres zagueros, y ese esquema defensivo funcionó bien en los primeros minutos, en los que los pupilos de Dunga encontraron dificultades para superar la defensa nipona y buscaban el gol a través de disparos largos.

La primera ocasión de los pentacampeones surgió recién a los 17', cuando un tiro libre de Neymar se estrelló contra el palo del arco japonés.

Un minuto más tarde, tras ser habilitado por un excelente pase de su compañero de ataque, Diego Tardelli, el delantero del Barcelona se escapó, sacó del camino a un defensor y al arquero Kawashima y definió con un disparo de pie izquierdo para inaugurar el marcador.

Neymar casi amplió a los 21', con un disparo cruzado que pasó muy cerca del arco adversario, pero luego el equipo de Dunga pareció renunciar al ataque, y con ello dejó espacios para que los jugadores de Aguirre salieran a buscar el empate.

La primera ocasión de Japón llegó en el minuto 24, cuando el delantero Kobayashi aprovechó un fallo del zaguero Gil para recuperar la pelota en campo brasileño y remató con un disparo que asustó al guardameta Jefferson.

Los japoneses desperdiciaron en los minutos siguientes otras oportunidades, en un tiro libre de Tanaka y en disparos desviados de Shibasaki y Shiotani, y casi empataron a los 36', con un cabezazo de Okazaki que pasó muy cerca del arco brasileño.

Pero Brasil pudo irse al descanso en ventaja y Dunga volvió para el complemento con tres cambios en el equipo titular. Aguirre, a su vez, ingresó a la cancha al astro Honda en lugar de Morioka.

Apenas empezó el segundo tiempo, el mediocampista Phillippe Coutinho, del Inter de Milán, habilitó a Neymar con un pase que tomó por sorpresa la defensa japonesa y el astro brasileño no tuvo problemas para anotar el segundo tanto a los 48 minutos.

Pese a estar atrás en el marcador, Japón siguió buscando el gol apoyado por la numerosa hinchada que acudió al Estadio Nacional de Singapur, y casi acortó distancias a los 56', cuando un disparo de Okazaki se estrelló contra el palo del arco brasileño.

Brasil, por su parte, desperdició varias ocasiones -incluso en un cabezazo de Kaká que chocó contra el arco- antes de llegar al tercer gol, una vez más gracias a Neymar, quien aprovechó en el 77' un rechace de una parada de Kawashima a disparo de Phillippe Coutinho.

El póker del atacante del Barcelona se completó a los 81', cuando Neymar aprovechó un centro de Kaká para anotar de cabeza el cuarto tanto brasileño y elevar a 40 el número de goles anotados en 58 partidos jugados por la "seleçao".

A un minuto del final, el portero brasileño Jefferson intervino por primera vez para despejar un cabezazo de Okazaki y evitar el que sería el tanto de honor nipón ante un Brasil que superó con brillo su segunda gran prueba bajo el comando de Dunga, iniciada el sábado en Pekín, con un triunfo por 2-0 sobre la "archirrival" Argentina por el título del Superclásico de las Américas.

La "verdeamarela" volverá a la cancha en noviembre, cuando los se medirá en Europa con Turquía -el día 12, en Estambul-, y con Austria, en un amistoso que se jugará el 18, en Viena.