Los engranes a reparar en Cruz Azul

Cruz Azul está en busca de un nuevo director técnico, pero en el camino, deberá componer algunos detalles que no han funcionado en el equipo

Cruz Azul durante un entrenamiento, ya sin Bueno como técnico
Cruz Azul durante un entrenamiento, ya sin Bueno como técnico (Mexsport)

Ciudad de México

Tomás Boy está muy lejos de encajar en el perfil que Cruz Azul ha manejado durante años. Al timonel se le ha visto en trifulcas, en peleas con los aficionados y ha hecho declaraciones tronantes, todo lo contrario a la parsimonia y al buen comportamiento de los últimos estrategas cementeros.

En ese renglón está la disyuntiva cementera, en seguir un proyecto con el Jefe que, dicen, propone un miembro de la directiva, o seguir por la misma línea. Los celestes recuerdan aquel altercado con Tomás cuando dirigía al Morelia, en el que entre el preparador físico y Jesús Corona hubo roces físicos. También estuvieron involucrados Christian Giménez y Fausto Pinto.

Más allá de quién sea el timonel, hay detalles que deberían tomarse en cuenta en esta nueva etapa celeste. Como las siguientes:

1.- Confianza:

Luego de seis derrotas en nueve partidos en este Apertura 2015, los cementeros deberán encontrar de nueva cuenta la confianza que se perdió con tanto descalabro. Varios futbolistas que han pasado y otros que todavía visten los colores del club, reconocieron que los años sin un título de Liga sí pesan y han llegado a ser factor para los tropiezos de los últimos torneos. Así que, uno de los aspectos en los que se debe hacer énfasis es en el mental, en trabajar esa confianza que se pierde con la derrota.

2.-Empatía:

Los futbolistas de Cruz Azul necesitan un técnico de jerarquía, que imponga respeto, que llegué a trasmitir sus conocimientos, y que tenga una buena conexión con ellos. Con Sergio Bueno, los futbolistas no se notaban cercanos, más allá del discurso de apoyar al entrenador dentro de la cancha. Tal parece que al ex de la Máquina le faltó trabajar la empatía con algunos elementos que siempre se notaron lejanos al timonel, a excepción de Vicente Matías Vuoso, a quien le ha dio confianza desde que dirigía a Jaguares.

3.-Propuesta:

Es momento de apostar por un proyecto deportivo que impacté. Cruz Azul requiere un giro de timón, con una estructura en el que cada una de sus partes se responsabilice de su área, algo así como lo que hizo el América en los peores momentos, cuando le dio las gracias al entonces presidente Michel Bauer, y estableció una presidencia deportiva que encabeza Ricardo Peláez, y lo complementan hombres fuertes como Yon de Luisa y Pepé Romano, enfocados más en temas de logística y cuestiones contractuales.

4.- Compromiso

Los futbolistas y el nuevo cuerpo técnico requieren mayor compromiso en los momentos de apremio. Si bien, la mayoría son profesionales y le tienen cariño a la institución, hace falta sacar el carácter en los momentos determinantes, ese que ha faltado en las últimas Finales que ha perdido el equipo. No se trata de calidad, sino de entrega y garra. Hay elementos que han fallado en los instantes que más se les requiere, como cuando Alejandro Castro, quien estaba identificado con los colores, falló un penal en la Final contra el América (2013).