No hallan indicios de compra de votos para Alemania 2006

A pesar de que no se encontraron indicios de amaño en la realización de aquel Mundial, no se descarta que hubieran incurrido en compra de votos

Joseph Blatter y Franz Beckenbauer
Joseph Blatter y Franz Beckenbauer (AFP)

Ciudad de México

La investigación independiente encargada por la Federación Alemana de Fútbol sobre las sospechas en torno a la adjudicación del Mundial de 2006 a Alemania no halló indicios de compra de votos, pero tampoco descartó de plano que hubiera ocurrido.

La investigación, cuyos resultados fueron presentados hoy, sí reveló más pagos dudosos del presidente del comité organizador del campeonato, Franz Beckenbauer.

Los abogados del bufete internacional Freshfields destacaron que no pudieron aclarar muchas cuestiones debido a que les faltaron documentos y datos importantes y porque no declararon todos los testigos.

Las pesquisas se centraron en el sospechoso pago de 6,7 millones de euros (7,3 millones de dólares) efectuado a la FIFA en 2005.

Hasta ahora se sabe que el fallecido jefe de Adidas Robert Louis-Dreyfus transfirió en 2002 esa suma por encargo de los organizadores alemanes del Mundial a la comisión financiera de la FIFA y que el dinero le fue devuelto en 2005 a través de una cuenta de la FIFA. Esto fue ocultado de forma deliberada por el comité alemán y declarado con otros fines.

El informe presentado hoy en Frankfurt planteó nuevos interrogantes, especialmente en torno al papel jugado por Beckenbauer.

Los expertos de Freshfields descubrieron nuevos pagos dudosos, específicamente transferencias de una cuenta del entonces presidente del comité organizador así como una de 10 millones de francos suizos de un bufete de abogados a una empresa en Qatar.