Chelsea retrasó su pase a octavos de Champions League

Eden Hazard, al 85', falló el penal que tendría al equipo de José Mourinho en la siguiente fase de la justa; en cambio, sólo empató a un gol contra el Maribor

Didier Drogba se dolió de un golpe durante el duelo en Zagreb
Didier Drogba se dolió de un golpe durante el duelo en Zagreb (AP)

Maribor

Chelsea dejó escapar la victoria tras la falla de Eden Hazard desde los once pasos, en el tramo final de un partido en el que el modesto Maribor le puso las cosas muy difíciles a los de José Mourinho y le empató a un gol.

Después de que el Chelsea arrollara hace dos semanas a los eslovenos en Londres, por 6-0, pocos esperaban que el Maribor presentase tantas complicaciones.

En el inicio, el equipo londinense ejerció una gran presión atacante que se tradujo en un cabezazo de Didier Drogba en el minuto 5 que no fue difícil de atajar para el meta Samir Handanovic. Era el primer aviso.

En el 11, otro tiro del africano sí puso en aprietos al portero violeta. Los anfitriones ganaron en confianza en los últimos quince minutos de la primera mitad, pero Sintayehu Sallallich desaprovechó una ocasión que Kurt Zouma frustró con habilidad.

Cinco minutos antes del final del primer tiempo, el belga Hazard remató desde 16 metros, pero Handanovic desvió, y la primera parte del partido terminó sin goles.

En los primeros minutos del segundo tiempo, el Maribor (49') se adelantó al Chelsea con un espléndido remate cruzado del internacional macedonio Agim Ibraimi que se coló por la escuadra de Petr Cech.

Mourinho enseguida reaccionó con un tercer reemplazo, sacando al terreno de juego a Ramires en lugar de Filipe Luis.

Diego Costa tuvo una ocasión tras una jugada colectiva, pero no acertó, y tampoco los eslovenos Aleksander Rajcevic y Luka Zahovic lograron aumentar la ventaja de los violetas.

Asistido por John Terry tras un saque de esquina, el serbio Nemanja Matic empató con un remate a bocajarro cerca de la línea de gol.

Ese tanto lanzó a los de Mourinho al ataque en busca de los tres puntos, pero Handanovic desvió un tiro peligroso de Hazard en el minuto 75 y Costa mandó al travesaño otro remate pocos minutos después.

El Chelsea aspiraba a mantener ante el Maribor esloveno una larga racha sin perder que dura desde el pasado abril, cuando el Atlético de Madrid los tumbó en las semifinales de la pasada Champions.

Y al final pareció que pudo proseguir con su racha. En el minuto 85, el árbitro pitó un penal por una falta de Mitja Viler. Hazard disparó con la derecha y Handanovic atajó con facilidad tras adivinar la intención.

El conjunto londinense lidera con solvencia la liga inglesa -continúa invicto tras diez jornadas- y solo había cedido un empate en los tres primeros encuentros de la Champions (1-1 ante el Schalke).

Una victoria ante el Maribor, que se llevó seis goles de Stamford Bridge hace dos semanas (6-0), habría asegurado a los de Mourinho alcanzar los octavos de final de la máxima competición continental.