Vela sigue 'encendido'; anota en el empate del derby vasco

La Real Sociedad y el Athletic de Bilbao empataron a un gol por bando, en un juego que los Leones terminaron con un hombre menos

Carlos Vela, en su partido contra el Athletic de Bilbao
Carlos Vela, en su partido contra el Athletic de Bilbao (EFE)

SAN SEBASTIÁN, España

 El Athletic se llevó un punto muy jugoso de Anoeta ante la Real Sociedad en un derbi intenso y de buen juego en la primera mitad y de tensión en la segunda, en la que los bilbaínos jugaron los diez últimos minutos con un hombre menos tras la expulsión de Laporte.

No tuvo que esperar mucho el público de Anoeta para sonreír porque, en la primera acción atacante de su equipo, su tripleta ofensiva trenzó una bonita jugada culminada con un centro de Chory Castro a Carlos Vela, que, de cabeza, batió por bajo a Iraizoz.

El Athletic se repuso de forma casi inmediata de ese mazazo y cinco minutos después tuvo una gran ocasión para equilibrar el partido, con un cabezazo a centro de Balenziaga de Aduriz que, solo ante Zubikarai, envió fuera por poco.

El derbi estaba más abierto que nunca y durante todo el primer tiempo fue un toma y daca, en el que la Real disfrutó de una nueva oportunidad inmejorable de Iñigo Martinez para hacer el segundo en otro remate franco, a un metro de la línea de gol, que el zaguero blanquiazul erró en su cabezazo.

Le tocaba el turno a los rojiblancos y mediada la primera parte nuevamente metieron el susto en el cuerpo a la afición local, aliviada cuando Markel Susaeta dirigió su disparo al lateral de la red de Zubikarai en un excelente remate.

Después del ataque rojiblanco volvió a llegar la respuesta donostiarra al filo del descanso con Carlos Vela como protagonista para lucirse en una jugada de costa a costa, eludiendo a cuantos rivales le salían al paso, para plantarse en el área de Iraizoz sin opción de remate. El público coreó su nombre rendido al genio del mexicano.

Recién iniciada la segunda parte volvió a asustar el Athletic en su primera llegada con un disparo con intención y colocado que lamió el larguero de la portería de la Real.

Los de Ernesto Valverde fueron ya a por todas, entró Viguera para reforzar el ataque e inmediatamente llegó el gran gol de De Marcos, a pase de Susaeta, que restablecía el equilibrio.

Mucha tensión en ambos equipos en el tramo final del partido con una Real que quería y no podía y un Athletic que podía y no quería y que se quedó con uno menos tras una acción de Laporte, que no midió en su acción defensiva ante Xabi Prieto.

Diez minutos en superioridad en los que la Real abrió el campo y buscó ese segundo gol que no llegó por poco en un lanzamiento de falta al larguero de Sergio Canales.