Vela le da triunfo a la Real Sociedad

El único tanto del encuentro corrió a cargo del mexicano Carlos Vela, un Betis descendido poco pudo hacer ante su afición

Carlos Vela, jugador de la Real Sociedad
Carlos Vela, jugador de la Real Sociedad (EFE)

Sevilla, España

La Real Sociedad, con su victoria por 0-1 en Sevilla ante un Real Betis hundido por un descenso consumado antes de que empezara el partido, logró asegurarse participar en la próxima edición de la Liga Europa en un partido que hizo lo justo para llevarse los tres puntos ante la poca exigencia del rival.

El conjunto vasco, gracias al tanto del mexicano Carlos Vela de penalti en los inicios de la segunda mitad, sumó su segunda victoria consecutiva, tras la lograda la pasada semana ante el Espanyol, algo que no conseguía desde el pasado 22 de febrero.

Fue un partido atípico el disputado en el Benito Villamarín, pues dos horas antes del mismo ya se sabía que el 1-0 del Getafe al Málaga condenaba a los verdiblancos a la Liga Adelante antes de disputarle los puntos al conjunto de San Sebastián.

La convocatoria de jugadores ofrecida al mediodía por el técnico local, el argentino Gabriel Humberto Calderón, ya desvelaba que el joven extremo Álvaro Vadillo o el central brasileño Paulao Santos, quien pidió el cambio la semana anterior en Vallecas sin estar lesionado, eran algunos de los damnificados tras el 3-1 sufrido ante el Rayo.

Además, el delantero brasileño Leo Baptistao se quedó de inicio en el banquillo y saltó al campo de titular el joven delantero del filial Juanma García, uno de los cuatros canteranos que llamó Calderón para este choque, en el que los cánticos de protesta desde la grana se sucedieron desde el inicio.

Todo ello se preveía favorable para la formación que entrena Jagoba Arrasate, que sí se jugaba cosas en este encuentro, como confirmar matemáticamente una participación europea la próxima campaña, la segunda consecutiva, y seguir en la pelea por alzarse al quinto puesto de la clasificación.

Pese a ello, el equipo donostiarra pareció contagiarse del ambiente enrarecido en el estadio y, aunque fue el que más intención le puso y el que más se acercó al área rival, tampoco fue un dominio contundente.

A la Real le faltaba un jugador importante como es el internacional sub 21 Rubén Pardo, sancionado, pero Arrasate, por contra, recuperaba a Íñigo Martínez y al francés Antoine Griezmann, tras cumplir sus encuentros de suspensión, con lo que la alienación era de garantías, aunque poco mostró en los primeros 45 minutos, en los que hubo pocas ocasiones de gol para ambos bandos.

El rumbo del choque cambió en los primeros compases del segundo período, cuando el lateral izquierdo Juan Carlos Pérez derribó en el área a Carlos Vela en un avance del mexicano y el propio delantero convirtió el penalti en el 0-1 a los tres minutos de la reanudación.

Muy poco después fue Griezmann el que estuvo cerca del lograr el segundo para los suyos en un remate en el que balón salió desviado por el central franco-polaco Damien Perquis y acabó repelido por la cepa de un poste.

A partir de ahí, el conjunto guipuzcoano, logrado el objetivo de ver puerta, se parapetó bien ante su portero, el chileno Claudio Bravo, a la espera de montar alguna contra con sus dos goleadores, Vela y Griezman, aunque, al no darle más amplitud a su ventaja en el marcador, dejó algo de incertidumbre hasta la conclusión.