Valderrama: Iniesta tiene un estilo como el mío

El ex centrocampista colombinao confesó en entrevista que es fan del mediocampista del Barcelona; también habló de la selección cafetalera y sus futbolistas

Carlos 'Pibe' Valderrama, ex mediocampista colombiano
Carlos 'Pibe' Valderrama, ex mediocampista colombiano (AFP)

LISBOA, Portugal

El colombiano Carlos 'El Pibe' Valderrama (Santa Marta, 1961) habla como jugaba al fútbol, con pausa, pero con precisión.

Exponente del fútbol de toque, Valderrama reivindica, en una entrevista con la agencia EFE, el 'tiki-taka' cuando arrecian críticas a este estilo símbolo del Barcelona y España, y recuerda que, de esta manera, Colombia, con él como número '10', disputó tres mundiales consecutivos (1990, 1994 y 1998).

Cuenta también que Diego Pablo Simeone, actual entrenador del Atlético de Madrid, fue uno de los jugadores más difíciles a los que se enfrentó, evoca el célebre episodio en los 90 con el español Míchel, que le tocó los genitales para distraerle en un córner, y se confiesa admirador del español Andrés Iniesta y de su compatriota Juan Quintero.

De visita a Portugal para promocionar la imagen de su país, el internacional que más veces ha vestido la camiseta de Colombia (111) aún luce la abultada y llamativa cabellera de sus tiempos de futbolista de clubes como Millonarios, Montpellier o Valladolid.

¿Cree que los cimientos del 'tiki-taka' los pone la Colombia del profesor 'Pacho' Maturana en los 90?

Ese era el estilo del profesor Maturana, nos mandó ese mensaje y nosotros lo copiamos muy bien. A la gente le gustó y nos dio resultados: fuimos a tres mundiales seguidos, que eso no es fácil, y lo logramos con el 'tiki taka' como dicen, pero siempre un 'tiki taka' con mucho respeto, buscando el arco contrario.

¿Opina que ese estilo ya está pasado de moda?

Eso son momentos. Ahora porque España fue eliminada. ¿Y cuando quedó campeón? ¿Cómo quedaba? (...) Me gusta ese toque, pero con profundidad.

Se ha confesado seguidor de Iniesta

Me encanta como juega, tiene un estilo como el mío, un jugador que no pierde la pelota, que tiene técnica, que marca goles importantes y que se entrega por el equipo. Le pegan y se levanta, no llora, no pelea con el adversario, no pelea con el árbitro. Es un jugador de calidad para enseñar a los niños.

 ¿Y en Colombia?

Me fascina (Juan) Quintero. Tiene mucha técnica, muy buena zurda, le gusta tener el balón. Pero está empezando, pienso que va a despegar mucho más y va a decir: 'aquí estoy'.

¿Qué diferencias ve entre su Colombia de los 90, con René Higuita, Fredy Rincón, Faustino Asprilla o 'Tren' Valencia, y la de la actualidad?

No hay ninguna comparación. Somos jugadores muy diferentes a esta generación. Cuando vine a Europa tenía 27 años. Estos muchachos con 15, 18 años y ya están en Europa (...) En Europa tan jóvenes le ganaron al frío, al idioma. ¿Qué queríamos nosotros? Abrir la puerta. ¿Para qué? Para conseguir esto, que estos muchachos se vengan (a Europa) temprano y vivan tranquilos.

¿Cuál es el techo de la selección de Colombia?

La selección no tiene techo. No ha llegado a donde tiene que llegar.

¿Cómo recuerda el episodio con Míchel en un Real Madrid-Valladolid de la temporada 1991-1992?

Con risa, anécdota, recuerdo. No me desconcentró. Si me hubiera desconcentrado, me hubieran expulsado. Jugué los noventa minutos. Fue una provocación. Yo quedé tranquilo pensando en el equipo. Todavía la gente se acuerda en Europa y en el mundo, porque quedó para la historia. (Con Míchel) nunca hablamos del tema. Nos encontramos dos veces en partidos benéficos de la Unicef, pero eso queda dentro de la cancha.

¿Qué jugadores recuerda como los más difíciles a los que se enfrentó?

(El argentino) Óscar Ruggeri. Era muy duro y muy fuerte. Simeone también. Era fuerte, corría, nunca se entregaba. Era luchador. Eran jugadores que querían mucho a la camiseta y se entregaban desde la cancha.

¿Qué partido fue el que más le gustó vivir?

Recuerdo mucho el Alemania-Colombia de 1990. Quedamos 1-1.