Candidatos a presidencia de FIFA firmarán declaración integral

Los candidatos que quieran asumir la presidencia de la FIFA, tendrán que firmar una constancia donde aseguren que no hay sido condenados por algún delito doloso o por violaciones que hayan hecho a un órgano rector del deporte

Michel Platini, uno de los candidatos para llegar a la presidencia de la FIFA
Michel Platini, uno de los candidatos para llegar a la presidencia de la FIFA (Reuters )

MADRID, España

Los candidatos a la presidencia de la FIFA deberán presentar una declaración de integridad en la que quede constancia de que no han sido condenados "por delito doloso muy grave, ni por faltas penales que supongan violación" del Código Ético de la organización.

Así lo establece el Reglamento de Organización de la FIFA, que determina que será la Comisión Electoral creada por el Comité Ejecutivo el pasado 20 de julio la que supervisará el nuevo proceso electoral y el cumplimiento de los requisitos exigidos para los candidatos al cargo.

Junto al respaldo de al menos de cinco asociaciones miembro, éstos tendrán que aportar una declaración de integridad firmada para demostrar que ningún órgano rector del deporte les ha impuesto sanciones disciplinarias por violaciones de las reglas de conducta del Código Ético de la FIFA.

En caso de haber recibido algún tipo de sanción los aspirantes a presidente deben proporcionar "información concreta" al respecto.

"Soy plenamente consciente de que debo acatar y cumplir íntegramente las disposiciones del Código Ético de la FIFA, así como aquellas de los Estatutos y reglamentos de la FIFA que aborden cuestiones de integridad. En este sentido, entiendo que el Código Ético de la FIFA se aplicará también a la conducta observada antes de la aprobación de las disposiciones del mismo", es otro de los epígrafes que incluye la declaración de integridad.

El documento debe reflejar también "los hechos y circunstancias que pueden dar lugar a posibles conflictos de intereses" que atañen a los aspirantes a presidente, así como la aceptación por parte de éstos de que su declaración estará a disposición de la Comisión de Ética, la Comisión de Auditoría y Conformidad, el Comité Ejecutivo de la FIFA y el Congreso de la FIFA.

Tras la decisión del presidente Joseph Blatter de convocar un Congreso Extraordinario para celebrar nuevas elecciones, el Comité Ejecutivo decidió el pasado 20 de julio que éstas se desarrollen el 26 de febrero, y crear una "Comisión Electoral ad hoc" para supervisar el proceso y proclamar formalmente los candidatos que cumplan los requisitos.

La "Comisión Electoral ad hoc" estará compuesta por los presidentes de la Comisión Disciplinaria (Claudio Sulser), la Comisión de Auditoría y Conformidad (Larry Mussenden) y la Comisión de Auditoría y Conformidad (Domenico Scala) de la FIFA.

El proceso establece que las solicitudes para la admisión del candidato a presidente se presenten ante la secretaría general de la FIFA, que las remitirá a la "Comisión Electoral ad hoc" para que las examine y decida, después de que la Comisión de Ética las someta al examen de integridad en un plazo de diez días.

Hasta la fecha y desde el anuncio de nuevas elecciones han comunicado su intención de concurrir a las mismas el francés Michel Platini, presidente de la UEFA, el magnate surcoerano Chung Mong-joon y el príncipe jordano Alí bin Al-Hussein, único opositor a Blatter en los comicios celebrados a finales del pasado junio.

En los mismos, Blatter fue reelegido para un quinto mandato, pero el escándalo generado por la detención dos días antes de siete directivos de la FIFA dentro de una investigación por posible corrupción desarrollada por la justicia de Estados Unidos y la Suiza llevó al dirigente suizo a poner su cargo a disposición y convocar nuevos comicios.