Aeropuertos militares, a disposición del Mundial

Aldo Rebelo, ministro de Deportes en Brasil, argumentó que la medida será para retirar presión de los aeropuertos civiles

Aldo Rebelo, ministro de Deportes en Brasil
Aldo Rebelo, ministro de Deportes en Brasil (AP)

Ciudad de México

Brasil pondrá a disposición sus aeropuertos militares para los aviones de los equipos que participarán en el Mundial, dijo este martes en Londres el ministro de Deportes brasileño, Aldo Rebelo.

"El gobierno dispondrá de los aeropuertos militares, y nosotros los tenemos en gran número, para auxiliar en la operación aérea de la Copa del Mundo", dijo el ministro en conferencia de prensa en la embajada brasileña en Londres.

"Por ejemplo, para las delegaciones. Si se trasladan a los aeropuertos militares las delegaciones oficiales se retira de los aeropuertos (civiles) una presión muy grande", explicó Rebelo.

El ministro puso como ejemplo que se evitarían las aglomeraciones de periodistas y aficionados que van a recibir a los equipos.

Rebelo tildó de "profecía dantesca" la previsión de "caos" en los aeropuertos brasileños durante el Mundial y recordó que durante el carnaval, las ciudades de Río y Salvador de Bahía ya recibieron "aproximadamente el doble de los turistas que van a recibir durante la Copa del Mundo".

El ministro brasileño insistió en que todo estará a punto para el acontecimiento que se disputará del 12 de junio al 13 de julio en 12 ciudades y que las manifestaciones y protestas no la perturbarán.

"La Copa será un momento de celebración y fiesta, por la relacion que tiene el país con el futbol, no es un evento cualquiera, es el encuentro de las mejores selecciones", explicó.

"El evento concentrará la atencion de la gente y hará que las protestas no sean como algunos querrían", aseguró.

"Es estadísticamente poco probable" que el de Brasil "sea diferente a otros Mundiales".

Rebelo no quiso terciar en la polémica entre los exjugadores Ronaldo y Romario -el segundo acusó al primero de haber incumplido su promesa de facilitar entradas para los discapacitados-, y dijo que ambos "son tesoros muy queridos y respetados de Brasil".

A Rebelo se le preguntó también por el temor que expresaron los ingleses a jugar en Manaos, a causa del calor y la humedad (Inglaterra juega contra Italia el 14 de junio en la ciudad amazónica).

"El clima de Manaos no es del todo extraño para los ingleses", respondió. "Es un clima tropical que los súbditos de la reina ya conocían cuando Inglaterra tenía un imperio en el que no se ponía el sol".