Bolivia es una incógnita

La Verde ha dejado un buen sabor de boca en sus últimos amistosos con una victoria y un empate, aunque su historia en Copa América, fuera de casa, no le concede muchas esperanzas

CIUDAD DE MÉXICO

Aunque la mayoría de los medios de comunicación de su país no creen que pueda tener una actuación destacada, Bolivia quiere dar la sorpresa. La altura de la Paz le dio muchas ventajas, y le ofreció a dicho combinado dos finales, pero fuera de ella, solo en 1995 superaron la primera fase, aunque en cuartos de final quedaron eliminados por Uruguay.

Eso sí, sus últimos duelos de preparación dejaron contentos a los altos mandos de su federación, y claro, a los aficionados que enun primer empate a dos golescontra Chile, le sacó la sonrisaa más de uno, por la di cultadque representaba el rival.

Luego de eso, derrotó a Venezuela3-2, siendo superior la mayor parte del encuentro. La Verde, como se le conoce, se mostró certera en su funcionamiento.

Algunos ven como punto negativo el hecho de que su técnico tiene poco tiempo al frente, ya que apenas en enero de este año tomó las riendas, pensando primero en Copa América y luego en las eliminatorias rumbo a Rusia 2018.

En su currículum, el timonel presume un título con el primer club que dirigió, el Jorge Wilstermann (2006), y en el siguienteaño también se coronó, pero con el Real Potosí.

EN COPA AMÉRICA

Su historia en la justa sudamericana tiene solo un par de esos episodios asombrosos. Fue campeón en casa en 1963, edición en la que estuvieron ausentes Chile, Uruguay y Venezuela.

En 1997, también en La Paz volvieron a levantar la copa. Sin embargo, en aquella ocasión Brasil, con Ronaldo, Romario,Leonardo, Denilson, Dunga, Roberto Carlos, Edmundo en su mejor momento, se impuso 3-1 a un equipo que también marcó una época especial, con jugadores como Carlos Trucco, Luis Cristaldo, Julio César Baldivieso, Erwin Sánchez, Ramiro Castillo o Marco Etcheverry.

Para esta edición, Bolivia se encuentra en el Grupo A con Chile, México y Ecuador. En el papel, el anfitrión es el más fuerte, y las versiones periodísticas apuntan a que clasifique a la siguiente ronda como primero.

LOS HOMBRES A SEGUIR

Sebastián Gamarra, mediocampista del AC Milán de Italia. Muchosya lo llaman el Pirlo Boliviano, apodo que le puso Filippo Inzaghi por su gran técnica y su visión de campo, siempre preciso en sus centros y a la hora de dominarla media cancha.

Marcelo Martins Moreno, contabiliza 12 goles en su selección, aunque el atacante quedó a deber en la edición pasada de la Copa América, ya que no pudo concretar en los tres encuentros que disputó.

Otro de los hombres que han dado de qué hablar es Alejandro Chumacero, de mucha técnica y coraje. El Choquito, como le decían en las divisiones inferiores de e Strongest, le implementa esa dinámica necesaria en el mediocampo.

Por supuesto, la experiencia del capitán Ronald Raldes es para destacar, pues registra 84 participaciones internacionales con la selección, la primera ocasión que se puso la casaca fue en el 2001, y una de las estampas que más se recuerda de él es el gol con el que le empatan a Argentina en la Copa América.

La mayoría de los elementos del cuadro del entrenador Soria juegan en Bolivia, aunque en su lista se destacan jugadores que militan en otros países como el caso de Marcelo Martins Moreno (China), Sebastián Gamarra (Italia) y Damián Lizio (Argentina). 



Aquí te dejamos el PDF 

http://laaficion.milenio.com/futbolinternacional/AD1028-MAYO_MILFIL20150528_0002.pdf