Benfica se va con la 'mínima' ventaja

El club tratará de defender su ventaja en su visita a San Petersburgo el próximo 9 de marzo y obtener la clasificación para los cuartos de final

Jonas celebra su gol
Jonas celebra su gol (AP )

LISBOA, Portugal

El Benfica derrotó al Zenit de San Petersburgo por 1-0 (0-0 en el descanso) con un solitario tanto del delantero brasileño Jonas Gonçalves, este martes en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

El Benfica acabó encontrando el premio a su mayor dominio del balón y logro en el descuento el tanto de cabeza de Jonas, en una falta lateral lanzada por el argentino Nico Gaitán.

En Lisboa se vio un partido muy igualado, de mucha lucha, pero de escasa calidad técnica y muy pocas ocasiones de gol.

La primera fue para el brasileño Hulk, con un lanzamiento de falta que detuvo su compatriota Julio Cesar (4).

Al Benfica le costó entrar en el partido y tardó media hora en crear verdadero peligro sobre la portería del Zenit. Fue el brasileño Jonas el que estuvo a punto de inaugurar el marcador con un disparo que, tras ser ligeramente desviado por un defensa, salió rozando el poste (29).

Sí logró marcar el equipo lisboeta cinco minutos después, pero el árbitro anuló el tanto del griego Kostas Mitroglou por estar en posición de fuera de juego (34).

El encuentro no cambió en la segunda parte. El Benfica dominaba el balón y el Zenit se defendía organizadamente y trataba de salir al contragolpe, sin demasiado éxito por otra parte, y acabó notando la inactividad de dos meses por el parón invernal en Rusia.

El argentino Nico Gaitán, el mejor del partido, tuvo la mejor ocasión en una jugada personal que acabó con un disparo a bocajarro que rechazó el arquero ruso Juri Lodygin (69).

Cuando parecía que el partido acabaría con el empate inicial, llegó el gol del Benfica en una falta cometida por el italiano Domenico Criscito, que además le costó la segunda amarilla, que lanzó Gaitán y Jonas, desde el área pequeña, se adelantó a la defensa y cabeceó a gol (90+1), llevando la euforia al Estadio de la Luz de Lisboa.

El Benfica tratará de defender su ventaja en su visita a San Petersburgo el próximo 9 de marzo y obtener la clasificación para los cuartos de final de la primera competición continental.