Benfica de Raúl Jiménez supera a Zenit y avanza en Champions

El delantero tuvo una oportunidad a unos minutos de haber entrado, disparó, la pelota dio en el poste y su compañero  Gaitán aprovechó el remate para marcar el tanto 

Jugadores de Benfica celebran la victoria
Jugadores de Benfica celebran la victoria (Reuters )

SAN PETESBURGO, Rusia

Con un marcador global 3-1, el Benfica del mexicano Raúl Jiménez avanzó a la siguiente fase de la Champions League después del 2-1 en el partido de vuelta con el Zenit San Petersburgo en octavos de final.

El mexiquense entró como suplente al minuto 67 en lugar del griego amonestado Konstantinos Mitroglu, sin embargo, en esta ocasión no colaboró con anotaciones para su escuadra.

Los autores de las anotaciones en este segundo choque fueron, por parte del Benfica, el argentino Nicolás Gaitán al minuto 85, y en el bando rival el brasileño Hulk había adelantado a los locales al minuto 69.

A este encuentro el conjunto ruso llegó en desventaja, pues el brasileño Jonas les encajó una anotación en el partido de ida, así que para avanzar debían aprovechar su condición de local y vencer por diferencia de dos goles.

El primer medio finalizó sin cambios en el marcador y solo con una tarjeta amarilla para Mitroglu al minuto 36. Por ello, en la segunda parte el entrenador del Zenit, el portugués André Villas-Boas, decidió hacer dos sustituciones simultáneas.

La combinación dio frutos cuando el Yuri Zhirkov llegó a línea de fondo y centró para Hulk, quien remató de cabeza en primera intención y superó al guardameta brasileño Ederson Morales.

La respuesta del estratega Rui Vitória fue enviar a Jiménez al campo y al argentino Eduardo Salvio por dos de sus jugadores que habían recibido tarjeta amarilla, esto con la intención de no arriesgar una expulsión en un duelo que no se había cargado hacia ningún lado.

Posteriormente, a cinco minutos de agotarse el tiempo reglamentario, Gaitán se convirtió en el salvador para los portugueses cuando un disparo de Raúl Jiménez desde fuera del área fue desviado por el guardameta Yuri Lodygin.

El balón rebotó en el travesaño, dejando el esférico a la deriva, mismo que aprovechó el argentino para empujarlo con la cabeza y sentenciar el encuentro.

Con este resultado, el cuadro lusitano avanzó a los cuartos de final y su rival se conocerá el 18 de marzo cuando se lleve a cabo en Nyon, Suiza, el sorteo para determinar los enfrentamientos en dicha etapa.