Estadio de Beckham en peligro

La construcción del estadio que Beckham planea en Miami está en riesgo, debido a que según las autoridades del puerto, los terrenos a ocupar son exclusivos de uso portuario.

Render de la propuesta de estadio
Render de la propuesta de estadio (Reuters)

Miami

Tomás Regalado, alcalde de Miami, señaló que la construcción del estadio que pretende el astro inglés en el puerto no podrá realizarse, debido a que los terrenos cedidos por el gobierno, solo pueden ser utilizados para actividades portuarias.

"La cláusula es muy específica y muy clara legalmente. Dice que si los terrenos del puerto no son utilizados para actividades portuarias, esa propiedad revierte a la ciudad deMiami", explicó el alcalde.

Regalado subrayó que no tiene intención de acudir a los tribunales "y crear un litigio", pero sí advirtió que la ciudad de Miami quiere "ser parte de esa conversación".

El alcalde incluso se mostró partidario de consultar a los ciudadanos "en un referéndum", para que "el público diga si efectivamente quiere o no un estadio en el Puerto de Miami".

Desde hace más de 20 años, cuando se hizo la transacción de los terrenos, el contrato de venta dejó claro que desarrollo del puerto y sus actividades están controladas por el condado de Miami-Dade, siempre y cuando el terreno se dedique a actividades puramente portuarias.

Beckham, a quien le adjudicaron a principios del año una nueva franquicia de la Liga Mayor de Fútbol (MLS), ha dicho que el estadio puede cumplir con esos requisitos, e incluso ya presentó los bocetos.

De acuerdo con el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, cualquier proyecto que presente el jugador y su grupo de inversionistas Miami Beckham United "tiene que convencerme de que es el mejor para el puerto y para los residentes del condado".

Hasta el momento, el jugador no ha presentado la iniciativa de forma oficial al legislativo de Miami-Dade, que le exigió incluir un espacio público, carreteras y otras instalaciones, y dejar claro que no usará fondos del condado.