Bayern aplasta al Shakhtar y está en cuartos de Champions League

El Bayern Múnich de Josep Guardiola avanzó hoy a cuartos de final de la Liga de Campeones europea con menos suspenso de lo previsto al arrollar como local por 7-0 al Shakhtar Donetsk ucraniano, que jugó con un hombre menos casi todo el partido

El conjunto de Guardiola goleó al Shakhtar
El conjunto de Guardiola goleó al Shakhtar (AP)

Bayern, Alemania

El Bayern Múnich evitó hoy sustos como los vividos el miércoles por el Real Madrid y avanzó a los cuartos de final de la Liga de Campeones europea aplastando como local con un contundente 7-0 al Shakhtar Donetsk ucraniano, que jugó con un hombre menos casi todo el partido.

El equipo de Josep Guardiola encaminó el cruce ya en el minuto cuatro, cuando Thomas Müller marcó un penal que costó la expulsión de un defensor del Shakhtar.

Jérome Boateng (34'), Franck Ribéry (49'), Müller por segunda vez (52'), Holger Badstuber (63'), Robert Lewandowski (75') y Mario Götze (88') contribuyeron a la goleada, la mayor del Bayern en la historia de la Liga de Campeones junto con el 7-0 al Basel en 2012.

El partido más importante en lo que va de temporada se presentaba envenenado para el Bayern tras el incómodo empate sin goles en la ida y con un rival que tenía todo para ganar y poco que perder.

También asustó en Múnich el ejemplo del Real Madrid, que el miércoles cayó 4-3 en casa ante el Schalke y estuvo a un gol de quedar eliminado y sufrir una vergüenza histórica.

Pero los nervios de los 70.000 hinchas que llenaron el Allianz Arena duraron dos minutos. La primera combinación local acabó con Mario Götze derribado en el área: penal y expulsión de Oleksandr Kucher, que recibió la roja más veloz en la historia del torneo.

Müller convirtió sin titubear su cuarto gol esta temporada en Liga de Campeones y pareció que la única incógnita pendiente era la cantidad de goles que marcaría la locomotora alemana a un Shakhtar mermado por casi 90 minutos.

El duelo siguió el guión esperado. Sabiendo que un gol aún los metía en los cuartos de final, los ucranianos cedieron el balón apostando por su gran fuerte, el contraataque, y el Bayern inició un monólogo en el área rival.

El arquero o la mala puntería frustraron las primeras ocasiones de gol claras de Arjen Robben (reemplazado en el 19' por Sebastian Rode por un nervio pinzado), Müller, Ribéry y Lewandowski, que estrelló un cabezazo al palo en el 25'.

No fue un delantero, sino Boateng quien en una subida se encontró un balón rebotado junto al arco y lo envió a la red para hacer el 2-0 y traer tranquilidad a un inquieto Guardiola.

Ribéry, otra vez de los mejores del Bayern, terminó de sentenciar en el inicio del segundo tiempo tras una doble pared con David Alaba.

Müller sumó su quinto tanto en el torneo minutos después, con el que igualó a Mario Gómez como máximo goleador alemán del torneo con 26 tantos. Holger Badstuber celebró el fin de su cadena de lesiones con un cabezazo para el 5-0 y Lewandowski y Götze se sumaron a la fiesta.

El partido trampa para el Bayern se resolvió así con menos emoción de la prevista y los alemanes, que tienen virtualmente asegurada la defensa del título en la Bundesliga y son favoritos en Copa, ya están entre los mejores ocho de Europa.