Remonta Real Madrid al Barcelona en el Bernabéu: 3-1

Neymar marcó al 3'; sin embargo, CR7, Pepe y Benzema dijeron lo contrario en su casa

Madrid, España

Con goles de Cristiano Ronaldo (34'), Pepe (50') y Karim Benzema (60'), Real Madrid venció 3-1 a Barcelona, que vio en Iker Casilla a su némesis en dos acciones clave en el Santiago Bernabéu.

Neymar puso la muestra y aprovechó el silbatazo (despiste) inicial y anotó el 1-0 en apenas tres minutos, tiempo insuficiente incluso para decir que la grada blanca se silenció; ni siquiera se habían acomodado en sus asientos.

Luis Suárez sí mordió... la frontal del área fue suya cuarenta y cinco minutos, donde se apuntó la asistencia de gol; sin embargo, reaparecer en un clásico mundial después de cuatro meses sin futbol de alto nivel pasaron factura. 'Dientes charrúas' que simplemente necesitan flúor. El '9' jugó 23' de más (salió al 68' por Pedro).

Treinta minutos y Cristiano Ronaldo no había llegado, ni rastro del portugués hasta que Gerard Piqué se apuntó una mano insensata en el área. Centro de Marcelo, raso, y penal que revivió a un luso: 1-1.

Pero, antes del empate, Iker Casillas le arrebató a Lionel Messi su tanto de récord, el de la igualada con Telmo Zarra. Manotazo a centímetros que apagó al mejor Barcelona del partido, y apenas iban 22 minutos. Atajada sin lujo, de esas que valen un triunfo.

La pelota parada duele desde hace años al club catalán, y Pepe así lo ratificó al 55' después de un remate a placer tras tiro de esquina; 2-1, la remontada estaba servida, aunque Casilla se encargó de empacar los tres puntos; Iker mató dos pelotas, mató el partido lejos del área rival.

Jérémy Mathieu (55') disparó, certero, pero más certero resultó Iker en su vuelo. Adiós Barcelona, que se quedó con 22 puntos, apenas uno más que los merengues, en la lucha por la cima de la Liga en España. 

Benzema, simplemente, dio el espaldarazo a su arquero con un gol (error en la salida) de Iniesta servido por James, el '10' colombiano: 3-2.