Barcelona perdió el liderato de la Liga de España

El equipo culé mostró una cara desconocida en Anoeta, situación que aprovechó la Real Sociedad para finiquitar un 3-1

Cara desconocida del Barcelona en Anoeta
Cara desconocida del Barcelona en Anoeta (AFP)

San Sebastián, España

La Real Sociedad dio la sorpresa de la vigesimoquinta jornada de la Liga española: venció 3-1 a un Barcelona que ofreció su peor imagen y entregó el liderato al Real Madrid.

El equipo vasco ganó con toda justicia a un Barca plagado de errores en ataque y defensa, lo que dejó alcuadro merengue como líder, con tres puntos sobre los azulgranas. El Atlético de Madrid, igualado ahora con el Barcelona, también tendrá la oportunidad de adelantarlo si saca unidades  en campo de Osasuna.

El Barcelona arrancó su partido conociendo el triunfo 3-0 del Real Madrid ante el Elche, pero ofreció su versión más gris en defensa y estuvo casi inoperante en ataque para sumar su tercera derrota en el torneo.

El partido se pareció poco a aquél de la vuelta en la Copa del Rey. Si entonces se vio a una Real Sociedad opaca, el conjunto vasco cambió hoy totalmente y se comió a un Barcelona extrañamente desaparecido en todas las zonas del campo.

El conjunto local se adelantó a los 32 minutos en un tipo de jugada que le hace mucho daño al Barcelona: un simple saque de esquina sirve para hacer temblar su defensa. El balón llegó al área y Alex Song completó un autogol.

Después, lo único que hizo bien el Barcelona. Lionel Messi marcó a los 35 minutos con un magnífico disparo desde la frontal del área, en la única aparición del argentino en la primera mitad.

Con el fin de la primera mitad llegó la confusión y la expulsión en el túnel de vestuarios de Gerardo Martino, por enfrentarse al equipo rival. Desde la grada asistió al derrumbamiento de su equipo.

Barcelona entró, pero no llegó a la segunda parte. El golpe llegó a los 54 minutos: el chileno Claudio Bravo sacó en pase largo desde su arco, Marc Bartra se comió el balón, éste fue despedido hacia Carlos Vela y su centro lo cazó Antoine Griezmann para marcar. Fue el decimosexto tanto del francés.

Y cinco minutos después llegó el tercer tanto local, tras grave error defensivo. Griezmann tuvo todo el tiempo del mundo para pensar y pasó a David Zurutuza, quien rompió el fuera de juego con toda facilidad para superar a Víctor Valdés desde cerca.

El Barcelona se fue arriba con todo, pero lo hizo con más desorden y ansiedad que con juego. Y se pudo llevar una derrota mayor, pues Vela estrelló un balón en el palo tras un disparo a 10 minutos del final. El mexicano fue una pesadilla para la defensa azulgrana.

No hubo más. La Real Sociedad se situó a un punto del Athletic de Bilbao, cuarto, y el Barcelona cosechó una derrota dolorosa que generará críticas en los próximos días por la imagen ofrecida.