Barcelona, de fiesta contra Getafe con goleada 6-0

Con 72 puntos, el equipo culé se encamina al título de la Liga de España; Atlético, el segundo lugar, cuenta con 64 unidades, por 60 del Real Madrid, tercero 

El líder de España no tuvo piedad
El líder de España no tuvo piedad (EFE)

Barcelona, España

Invencible en sus 37 últimos partidos, el Barcelona goleó por 6-0 al Getafe y sumó su duodécima victoria consecutiva en la Liga española de futbol, donde avanza firme hacia la reedición del título.

Voraces y tremendamente eficientes, los azulgrana no dieron ni una sola opción a un a un Getafe que, a los 20 minutos de partido, ya estaba sentenciado.

Moribundo e inánime desde el inicio, el equipo dirigido por Fran Escribá sumó su última victoria ocho partidos atrás y roza, peligrosamente, los puestos de descenso.

Y su sentencia pudo llegar incluso antes, cuando, a los 10 minutos, Lionel Messi se convirtió, con ocho, en el jugador que más penales ha fallado en toda la historia del Barcelona.

También en eso, el astro argentino superó al camerunés Samuel Etoo, que ostentaba el récord con siete.

Messi, sin embargo, se redimió con un gol de cine en el 40, asistiendo al brasileño Neymar en el tercero (32') y el quinto (50') y dirigiendo con maestría las operaciones de un Barcelona que abrió el marcador en el minuto siete de partido con un tanto en propia puerta de Juan Rodríguez; lo amplió en el 19' a través del hispano-marroquí Munir y lo rendondeó en el 57' por medio del turco Arda Turan.

Con el uruguayo Luis Suárez y el español Sergio Busquets descansando y el argentino Javier Mascherano sancionado en la vigésima novena fecha del torneo español, le bastó a los dirigidos por Luis Enrique funcionar a medio gas y otra lección magistral de Andrés Iniesta para solventar plácidamente un duelo sin historia.

Que el Getafe se autopenalizara con un gol en propia puerta al inicio del partido fue una pura anécdota. El centro de Jordi Alba que Juan Rodríguez acabó colando en la malla defendida por Vicente Guaita llevaba ya veneno.

Más incluso que el penal lanzado por Messi tres minutos despúes y que el arquero del Getafe detuvo aguantando el tipo ante el crack argentino.

La historia es ya recurrente esta temporada: el Barcelona ha fallado ya ocho de los 15 penales que ha lanzado esta campaña, aunque la estadística cuente también el que Suárez acabó convirtiendo a pase de Messi frente al Celta.

Sin embargo, el penoso acierto de los azulgrana en esta suerte es, de momento, inocuo. Los dirigidos por Luis Enrique compensan sus fallos desde los 11 metros con goles tan lindos como el que firmó Messi, al borde de la pausa, con un disparo a la media vuelta desde la frontal del área.

Y con las dos buenas asistencias que el astro argentino dio a Neymar para que el brasileño acallara cualquier posible crítica por su reciente viaje a su país.

Neymar, que llevaba cuatro partidos sin marcar, suma ya 20 goles en la Liga, dos menos que Messi, que se colocó a cinco del madridista Cristiano Ronaldo, líder con 27.

Los tantos de Munir, de cabeza tras un centro de Messi que no pareció, y de Turan, de chilena a la salida de un córner, fueron el complemento perfecto a una tarde redonda de un Barcelona que pudo administrar los descansos pensando en el partido del próximo miércoles frente al Arsenal en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Al 2-0 de la ida, los de Luis Enrique sumaron hoy un nuevo rearme moral que, además, pone 11 puntos de distancia en la Liga local respecto al Atlético de Madrid, que más tarde se mide al Deportivo de La Coruña, y 15 sobre el Real Madrid, que mañana visita al Las Palmas.