River y Barça, ante su último obstáculo para encontrarse en la gran final

River Plate y Barcelona sólo piensan en la final del Mundial de Clubes que les podría enfrentar el domingo en Yokohama

Los equipos llevan días entrenando en Japón
Los equipos llevan días entrenando en Japón (Reuters )

River Plate y Barcelona tendrán que superar a sus dos rivales asiáticos, el Sanfrecce Hiroshima el miércoles los argentinos y el Guangzhou Evergrande los españoles el jueves.

El campeón de Sudamérica y el de Europa han preparado de forma muy diferente el Mundialito. Sin competir desde el 27 de noviembre, River Plate lleva una semana en Japón, con una concentración de cinco días antes de viajar a Osaka el sábado, donde jugará la semifinal.

Los azulgranas, por su parte, llegaron este lunes a Japón, apenas tres días antes de su partido, después de haber jugado el sábado un choque de Liga (2-2 ante el Deportivo de La Coruña).

Aislada a un hotel a unos 20 kilómetros del centro de Osaka, la expedición de Los Millonarios espera con "ansiedad", como reconoce el capitán Marcelo Barovero, el momento de saltar al césped.

El Hiroshima, en cambio, lleva muchos kilómetros en las piernas en los últimos días y jugará las semifinales al tope de su nivel competitivo, tras una racha frenética en la que ha encadenado tres triunfos cruciales: Victoria en la final del campeonato japonés y ante el Auckland City (2-0) y el Mazembe (3-0), respectivos campeones de Oceanía y África en el Mundial de Clubes.

En River, la única duda del técnico Marcelo Gallardo es la inclusión en el equipo de Lucho González, notable en sus últimas apariciones, o de Leonardo Pisculichi, peligroso por su precisión a balón parado.

Los argentinos jugarán en Osaka con la inédita cifra de 15.000 aficionados que han viajado para seguir al equipo, algo antes nunca visto en un Mundial de Clubes.

A pesar de ser un equipo japonés, contará con menos apoyo el Sanfrecce Hiroshima, cuyo técnico Hajime Moriyasu confiará normalmente en los mismos hombres que han llevado al equipo a su mejor momento justo antes de enfrentarse a River.

 Scolari y Robinho

El Barcelona, que este lunes llegó a Tokio por la mañana y por la tarde completó su primer entrenamiento, se jugará el pase a la final con el Guangzhou Evergrande, el campeón de Asia, en el que mandan los brasileños, con Luiz Felipe Scolari en el banquillo y Paulinho, Robinho, Goulart y Elkeson como constructores del juego y definidores.

Los chinos vienen de completar una remontada en 12 minutos ante el América (2-1), teórico favorito en cuartos de final. Paulinho fue el héroe, con un excelente arrancada en el primer tanto y el gol de la victoria en el descuento.

"Es un equipo peligroso, tiene a Scolari, a jugadores brasileños y han dado una sorpresa", dijo este lunes Sergio Busquets tras completar el primer entrenamiento en el Mitsuzawa Stadium de Yokohama, en el que no participó el brasileño Neymar, todavía convaleciente del problema muscular que sufrió la semana pasada.


Programa de las semifinales del Mundial de Clubes:


En Osaka, 16 de diciembre: River Plate - Sanfrecce Hiroshima

En Yokohama, 17 de diciembre: Barcelona - Guangzhou Evergrande