Por independencia de Cataluña, Barça y Espanyol, fuera de la Liga

El presidente de la Liga de futbol Profesional (LFP), Javier Tebas, anunció que en el hipotético caso de que Cataluña se independice de España, Barcelona y Espanyol no jugarían más en esta liga 


Barcelona y Espanyol quedarían fuera de la liga española
Barcelona y Espanyol quedarían fuera de la liga española (AP)

Barcelona, España

El Barcelona y el Espanyol no jugarían la Liga española si Cataluña se independizara de España, según afirmó Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la patronal de los clubes españoles.

"Barcelona y Espanyol no jugarían la Liga española si se independiza Cataluña", afirmó Tebas en una entrevista emitida la noche del lunes por la emisora de radio "Onda Cero".

"Y no lo harían por los siguientes motivos: la Ley del Deporte recoge en una disposición adicional que solamente hay un Estado no español que puede jugar la Liga o competiciones oficiales españolas y es Andorra", explicó.

"Para esa modificación tendría que haber una modificación en el Parlamento y habría que ver si el sector afectado estaría de acuerdo o no", añadió.

Un amplio sector de la sociedad y los partidos políticos locales reclama la celebración de un referendum en la región para decidir si Cataluña debe independizarse de España, lo que está generando una gran tensión política con el gobierno español, que se niega a permitir la consulta al considerarla ilegal.

El presidente de la LFP también se refirió a la persecución de los presuntos amaños en el fútbol español y manifestó que no sabe "si el fútbol español estará preparado para que un futbolista acabe en la cárcel".

"Eso no se decide por parte del fútbol, se decide por parte de la justicia y deberá estar preparado le toque o no. Primero tienen que ser condenados. En Austria la semana pasada condenaron a jugadores a cinco años de prisión. Aquí acabará habiendo condenas como está ocurriendo en otros países, no será nada extraño", declaró.

La Fiscalía Anticorrupción española está investigando actualmente el presunto arreglo del partido Levante-Zaragoza de 2011, para lo que interrogó a decenas de futbolistas y dirigentes de ambos clubes.