Árbitros de balonmano son discriminadas por su homosexualidad

Ex árbitro alemana y su colega Carmen Manchado, no fueron nominadas como delegadas para el Mundial de Dinamarca, debido a su homosexualidad 

Balonmano Dinamarca
Balonmano Dinamarca (AFP)

DÜSSELDORF, Alemania

La ex árbitro alemana Jutta Ehrmann-Wolf acusó hoy a la Federación Internacional de Balonmano (IHF) de discriminación por no haberlas nominado a ella ni a su colega española Carmen Manchado como delegadas arbitrales para el Mundial de Dinamarca, que acaba de terminar, a causa de su homosexualidad.

"Quedé muy impresionada y al principio no quise creer que fuera cierto que, en 2015, mi orientación sexual me fuera a impedir que ejerciera ese papel", dijo la ex árbitro de 52 años a dpa. Explicó que tiene testimonios de que esa fue la única razón.

El canal danés de televisión TV3 dio el primero la noticia en su página de internet. Ehrmann-Wolf está casada con la entrenadora del Leverkusen, Renate Wolf. Tiene experiencia como árbitro en 115 partidos internacionales con la Federación Europea (EHF) y la IHF.

"Solo puedo decir que no la nominaron; oficialmente no hay ninguna explicación para ello", dijo Manfred Prausse, de la IHF. La decisión está, según Prausse, en manos del ejecutivo de la federación. Ningún representante de este órgano hizo declaraciones hoy a dpa.

Ehrmann-Wolf dijo que un alto funcionario de la federación internacional le había confirmado que la rechazaron por su vida privada.

Lo mismo le sucedió, según Ehrman-Wolf, a la española Manchado. "Ambas estamos casadas y llevamos vidas ordenadas, pero con personas de nuestro sexo", dijo.

"Se trata de que nos están discriminando claramente", concluyó.