El 'intruso' Neuer y los dos astros, pretendientes al trono

El meta Manuel Neuer es ahora el 'intruso' ocasional que disputa la corona individual del fútbol Mundial a los astros Leo Messi y Cristiano Ronaldo

Messi, Ronaldo y Neuer; candidatos al Balón de Oro
Messi, Ronaldo y Neuer; candidatos al Balón de Oro (Especial)

ZÚRICH

De la misma forma que sucedió en el 2013 con el francés Franck Ribery, o en el 2012 y 2011 con los españoles Andrés Iniesta y Xavi Hernández, respectivamente, la presencia de Neuer alienta una nueva posibilidad de derribar la apabullante autoridad que comparten el argentino del Barcelona y el portugués del Real Madrid.

El portero germano es el que completa la terna de aspirantes en la gala del Balón de Oro que premiará el lunes en Zúrich al mejor del año 2014.

Una vez más, la indefinición en los criterios estimula el debate y alimenta los argumentos de cada aspirante. En la carrera intervienen opiniones de futbolistas, de aficionados y de medios de comunicación. Incluso de los propios protagonistas. Intereses dispares y opiniones contrapuestas. Argumentos que para un caso son válidos e inservibles en otros.

En cualquier caso, el Balón de Oro, que para algunos no es más que un montaje futbolístico y una fiesta plagada de artificios, es un reconocimiento que engrandece el currículo y el ego del ganador.

No existe un baremo claro para determinar al merecedor. Unos años el premiado fue el jugador, individual, más destacado del curso; otros, el más relevante dentro de unos éxitos colectivos; en ocasiones, el considerado el mejor del mundo; y en el resto, algunos que no tenían que ver con nada de esto.

Desde mitad del ejercicio arrancan las primeras especulaciones sobre el merecedor. Las cifras de Cristiano Ronaldo, muy superiores a las de Leo Messi, habían silenciado el debate. El luso estaba abocado a su tercer trofeo, el segundo seguido. Sin embargo, el papel de Neuer en Brasil 2014 generó una corriente distinta, alentada, incluso, por el presidente de la UEFA, el francés Michel Platini, que se posicionó públicamente del lado del meta.

Desde el 2007 Messi y Cristiano forman parte de la gala. Ese año, sin embargo, ninguno ganó. Ambos quedaron a la sombra de Kaká. Un año después, el luso consiguió, con el Manchester United, su primer trofeo. Y a partir del 2009 llegó el absolutismo de Messi, vencedor cuatro ediciones seguidas hasta que el pasado curso, el 2013, Ronaldo, ya con el Real Madrid, derribó el dominio del argentino.

No parece que Leo Messi sea el favorito en esta ocasión. Ronaldo y Neuer dan la sensación de estar un paso por delante en las especulaciones. Aunque los tres dispusieron de argumentos para convencer a los votantes.

El año de 2014 no pudo empezar mejor para Cristiano Ronaldo, que se convirtió en el primer futbolista portugués que ganaba dos premios al Jugador Mundial de la FIFA. Fue el máximo goleador de la liga española, con 31 tantos en 30 partidos, y tuvo una participación fundamental en el décimo título de la Liga de Campeones del Real Madrid, al batir el récord de dianas en una sola edición del torneo. Además conquistó otra Copa del Rey y la Supercopa de Europa. Defiende el título y opta a su tercer galardón

Neuer resultó clave en la conquista de la Copa Mundial en Brasil 2014 por parte de Alemania y se adjudicó con todo merecimiento el Guante de Oro al mejor guardameta del certamen. Además, ganó dos títulos más con su club: la Liga y la Copa alemanas. Se ha convertido el germano en la reivindicación de los porteros, que reclaman un reconocimiento de esta dimensión para este puesto. Puede convertirse en el segundo portero que gana el Balón de Oro, premio creado en 1956, y que solo ha distinguido a un meta, el soviético Lev Yashin en 1963.

Messi acabó como segundo goleador de la Liga con 28 goles aunque el Barcelona no resultó campeón. En la Liga de Campeones llegó a los cuartos de final y con la selección guió a Argentina hasta la final del Mundial, donde anotó cuatro tantos y obtuvo el Balón de Oro al mejor jugador. Este año, además, se convirtió en el máximo anotador histórico de la Liga española.

Zúrich será una vez más escaparate de estrellas del fútbol mundial. La designación del Balón de Oro será el colofón a una serie de reconocimientos que alientan la configuración de la ceremonia, donde también se aplauden a la mejor jugadora, a los más destacados entrenadores o al gol más espectacular. Una cita engalanada con leyendas del mundo del fútbol, que contemplará el pasado y el presente de este deporte.

El reconocimiento como mejor entrenador también está plagado de alicientes. El italiano Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, con el que firmó una temporada de ensueño, el alemán Joachim Low, que llegó a su selección al éxito en Brasil 2014 y el argentino Diego Pablo Simeone, artífice del 'milagro' del Atlético Madrid, sensación de la temporada, son los candidatos en Zúrich.

En la categoría femenina, la brasileña Marta vuelve a aspirar al Balón de Oro, que ya ganó en 2006 y 2010, y que se disputará con la alemana Nadine Kessler y la estadounidense Abby Wambach, vencedora en 2012.

En el apartado de técnicos de equipos femeninos, los tres finalistas son, el alemán Ralf Kellermann, entrenador del Wolfsburgo, la seleccionadora de los equipos inferiores de Alemania, Maren Meinert, y el seleccionador japonés, Norio Sasaki, vencedor en 2011.

Zúrich también elegirá al mejor gol del año, el llamado premio "Puskas", al que optan el conseguido por la irlandesa Stephanie Roche con el Peamount United, el del colombiano James Rodríguez logrado en el Mundial contra Uruguay, y el que marcó el holandés Robbie van Persie de cabeza a España en esa misma competición.