Champions League: Austria 4-1 Zenit

Zenit logró su clasificación a la siguiente fase con un pobre rendimiento. A pesar de la goleada ante el equipo de Viena, los de Rusia se colaron a la ronda de los 16 mejores

Austria cerró participación en Champions con goleada
Austria cerró participación en Champions con goleada (Ap)

Ciudad de México

Austria de Viena y el Zenit de San Petersburgo lograron sus objetivos: uno al lograr al menos una victoria, y abultada(4-1),en su primera participación en Champions League, y el otro pasar octavos de final, aunque no totalmente por méritos propios..

Frente al juego seguro del Zenit, los locales hicieron gala de sus habituales carencias, abusando de los pases largos, sin ser capaz de controlar la pelota y acumulando fallos en los centros.

Transcurridos los primeros 30 minutos, el reparto de posesión era ya casi de 70 a 30 en favor el Zenit.

Mediado el primer tiempo, el partido tuvo que interrumpirse unos minutos por el lanzamiento de bengalas desde la grada de los aficionados rusos, lo que obligó a la policía a intervenir para tranquilizar la situación.

El Zenit jugó mejor, y en el minuto 34 sus esfuerzos se materialziaron.

Hulk dibujó un pase perfecto a un Kerzhakov que vio el hueco y se zafó de dos defensas y del guardameta austríaco para marcar el 0 a 1.

Con el pase a octavos de final más cerca (el Atlético de Madrid ganaba al Porto en el Calderón), los rusos se relajaron.

Una pérdida de balón cerca del área fue aprovechada por los austríacos para empatar el partido, con un rápido Hosiner, quien cruzó un buen tiro para batir a Lodygin en el minuto 44.

La segunda parte comenzó con una avalancha austríaca.

En el minuto 48', Jun puso el 2-1 en el marcador, sacando oro de un precioso pase a la carrera de Suttner desde la banda.

Tres minutos después, Hosiner marcó su segundo de la tarde y elevó la entidad de la única victoria del Austria en esta su primera participación de la Champions.

Con el tres a uno en el marcador del Ernst Happel, ni los rusos encontraron un modo de recuperar el partido, pese a mantener la posesión de balón, ni el Austria de Viena pudo mantener la intensidad de su ataque, aunque sí cerrar bien en defensa.

Con todo, el final del partido fue ya plenamente austríaco hasta que, ya en tiempo de descuento, Hosinek remató la fiesta con el cuarto gol, que sirvió al Austria para despedirse como colista de grupo, pero con la cabeza alta.