Austria logra su primer triunfo

Los austriacos se impusieron a Montenegro por la mínima y ya tienen la cima del grupo G rumbo a la Euro 2016

En un duelo cerrado Austria venció a Montenegro
En un duelo cerrado Austria venció a Montenegro (AFP)

Ciudad de México

La Austria de David Alaba se impuso a Montenegro y se encaramó al liderato del grupo G con su primera victoria en casa en la clasificación para la Eurocopa de 2016.

El corto marcador no mostró el monólogo alpino sobre el césped vienés, y si algo hay que afear a Austria es su incapacidad para cerrar el partido pese a contar con claras oportunidades. Esa falta de contundencia dio esperanzas a los montenegrinos en el último tramo del encuentro.

Los austríacos salieron al terreno del juego con una agresiva presión adelantada en la recuperación y una rápida circulación de balón en el ataque. Más incisivos y verticales que en otras ocasiones.

Montenegro, por el contrario, lo fió todo al contragolpe y a la estrategia, y solo en los minutos finales llevó peligro a la meta de Robert Almer.

Desde el primer momento los austríacos disfrutaron de ocasiones: en el minuto cuatro una diagonal de Alaba la cazó Martin Harnik cerca del área pequeña y obligó al meta montenegrino a una meritoria parada.

David Alaba jugó en Austria como volante, lejos del puesto de carrilero zurdo que desempeña en el Bayern de Múnich. Su papel en las transiciones y en dar fluidez al juego alpino ha sido fundamental.

El peligro de los austríacos llegó casi siempre por su habilidosa banda izquierda, donde Marko Arnautovic, del Stoke City inglés, y Christian Fuchs, el lateral zurdo del Schalke 04 alemán, fueron un auténtico quebradero de cabeza para los balcánicos.

Por allí llegó el primer aviso antes del único tanto. Un gran centro de Fuchs lo remató con potencia al centro de la meta Rubin Okotie. El portero montenegrino se quitó el balón de encima como pudo.

La jugada del gol tuvo a los mismo protagonistas: Arnautovic se deshizo en una gran jugada de varios defensores y asistió a Okotie, que remató a las redes tras adelantarse al central.

Antes del final de la primera parte, Austria tuvo varias ocasiones claras más gracias a acciones de Zlatko Junuzovic, del Werder Bremen alemán.

La segunda parte siguió con la misma tónica, sin noticias de Montenegro en ataque, y con los austríacos fallando ocasiones.

Harnik cabeceó a la base del poste un buen centro de Arnautovic, y minutos después Lukas Hinterseer disparó fuera cuando estaba solo delante del portero y Okotie a su izquierda se encontraba sin marca alguna.

Y en medio del festival de fallos de los alpinos, Stevan Jovetic, el atacante del Manchester City, estuvo a punto de marcar en el minuto 74 en un contragolpe aislado cuando acababa de salir al terreno de juego.

Esa oportunidad dio confianza a los montenegrinos, y en otra acción el delantero Mirko Vucinic pudo empatar en una gran remate tras un gran centro desde la derecha. Almer salvó en una parada en la que mostró grandes reflejos.

Los nervios se apoderaron en los minutos finales de los austríacos, que aún tuvieron tiempo de fallar un par de ocasiones más.