Atlético de Madrid se complicó en Grecia: 3-2

El mexicano Raúl Jiménez no participó en la caída de los colchoneros contra el Olympiacos, en el inicio de la Champions 2014-15

Olympiacos venció al Atlético de Madrid
Olympiacos venció al Atlético de Madrid (Reuters)

Atenas, Grecia

El Olympiacos dio la sorpresa al vencer por 3-2 al Atlético de Madrid, actual subcampeón de la Champions, en la primera jornada de la principal competición del futbol europeo.

Raúl Jiménez vio la caída de los colchoneros desde la tribuna, ya que no fue considerado para la banca.

El conjunto rojiblanco sumó en Atenas su primera derrota de la temporada y lo hizo en un torneo que suele castigar mucho cualquier error. El equipo español no ofreció en Atenas la solidez defensiva que acostumbra.

Arthur Masuaku e Ibrahim Afellay adelantaron al local, y Mario Mandzukic recortó diferencias para los visitantes antes del descanso. Konstantinos Mitroglou aumentó la renta griega y poco antes del final Antoine Griezmann puso el 3-2 definitivo.

El Atlético de Madrid saltó al campo griego con inusuales faltas de atención. Si Diego Simeone hubiera estado en su banquillo, hubiera gritado mucho a sus jugadores, pero el técnico rojiblanco estaba en la grada cumpliendo un partido de sanción.

El Olympiacos sólo tardó 13 minutos en adelantarse. Fue en un saque de esquina pésimamente defendido por los defensas atléticos, quienes miraron cómo el balón llegó al francés Arthur Masuaku. El lateral disparó desde lejos y marcó un gol que olió a regalo visitante.

En el tanto también pudo colaborar el arquero esloveno Jan Oblak, quien debutó con el Atlético en un partido oficial. Fue la decisión más inesperada de Simeone, dado que Miguel Ángel Moyá realizó un gran inicio de temporada.

A los 31 minutos llegó el segundo gol griego, que de nuevo contó con la ayuda de la defensa del Atlético. Mario Suárez y Cristian Ansaldi se enredaron al intentar despejar y el balón acabó en Ibrahim Afellay, quien marcó con tranquilidad.

El Olympiacos había penalizado con extrema dureza los errores del Atlético, pero el conjunto español mantuvo el partido con vida gracias a un gol de Mandzukic a los 38 minutos. Ansaldi puso un sensacional centro desde la banda zurda y el croata cabeceó con calidad.

El resto lo hizo el Atlético de Madrid, que volvió a cometer un error en defensa que le costó caro. Ocurrió a los 73 minutos, cuando Ansaldi subió a destiempo y dejó un enorme agujero en su flanco. Lo aprovechó el local y Konstantinos Mitroglou resolvió en el área con picardía.

El equipo español recortó distancias a cuatro minutos del final con un gol del francés Antoine Griezmann, quien entró en la segunda parte y fue el jugador más destacado entre los visitantes.

Pero el tanto llegó muy tarde para los españoles, quines se quedaron con un resultado que deja sin pronóstico el Grupo A, en el que la Juventus ganó 2-0 al Malmo sueco. El Atlético se metió en un problema.