Reyes es expulsado en la derrota de la Real Sociedad

Una falta y un acto de reclamo le bastaron dos tarjetas de amonestación al zaguero central Diego Reyes, quien fue expulsado casi al finalizar el encuentro

Diego Reyes es expulsado un minuto antes de finalizar el encuentro ante el Atlético
Diego Reyes es expulsado un minuto antes de finalizar el encuentro ante el Atlético (EFE)

SAN SEBASTIÁN, España

El Atlético de Madrid ganó hoy por 2-0 en su visita a la Real Sociedad en un partido en el que sólo se salvaron los goles de Antoine Griezmann y Yannick Carrasco, éste ya en el descuento.

El encuentro, correspondiente a la octava jornada de la Liga española, ofreció un pobre espectáculo. El Atlético marcó temprano y luego se dedicó únicamente a defender ante una Real Sociedad que evidenció enormes problemas no sólo para marcar goles, sino para generar situaciones de peligro.

El conjunto vasco apenas ha ganado tres de los últimos 18 partidos oficiales jugados con el galés David Moyes en el banquillo. Y buena parte de sus carencias vienen por sus dificultades en el juego ofensivo.

El Atlético de Madrid marcó cuando apenas se habían jugado nueve minutos de partido. Griezmann protagonizó una espectacular carrera arrancando desde su propio campo y aprovechó el agujero de la defensa local. Ningún zaguero fue capaz de frenarlo y el francés superó al argentino Gerónimo Rulli con un sutil toque por encima.

Fue un gran tanto que no celebró el antiguo jugador de la Real Sociedad. Y a la postre fue un gol valiosísimo, pues valió tres puntos.

El Atlético de Madrid decidió replegarse y especuló con las opciones que le daban Griezmann y Jackson Martínez al contraataque. Su táctica conservadora se fue transformando en especulativa con el paso de los minutos.

Tras el descanso, el conjunto de Diego Simeone reforzó su apuesta defensiva y hasta sus delanteros se incrustaron en la medular para ejercer tareas defensivas. Es lo que ocurrió, por ejemplo, con Martínez, quien brilló más en tareas de destrucción que de construcción.

La Real Sociedad llevó todo el peso del partido, pero la realidad es que no generó ocasiones, salvo en los frecuentes saques de esquina que pudo disfrutar. No encontró soluciones para romper la nutrida defensa rojiblanca. Además, tampoco contó con la inspiración del mexicano Carlos Vela, inédito un partido más.

Todo se embarulló en los últimos instantes. A un minuto del final la Real Sociedad se quedó con diez jugadores al ser expulsado el central mexicano Diego Reyes, quien vio dos tarjetas amarillas en cuestión de segundos. La primera, por una clara falta a Fernando Torres y la segunda, por protestar.

Después, la Real Sociedad reclamó un penal no señalado, que pareció claro, pues José María Giménez derribó a Jonathas. En la siguiente jugada, Carrasco marcó al completar un contraataque y el conjunto local se quedó con nueve por la expulsión de Jonathas por protestar la jugada anterior. El Atlético volvió a triunfar entre el caos.

Los seis goles que lleva la Real Sociedad en ocho jornadas explican su mala situación en la Liga española, acariciando los puestos de descenso con apenas seis puntos. Por el contrario, el Atlético es cuarto, igualado con el Villarreal, ambos con 16 puntos y a dos de la cabeza, que mantienen Real Madrid, Celta de Vigo y Barcelona.