Arturo Vidal, el chileno que mueve a la Juventus

El mediocentro chileno Arturo Vidal llegó hace una temporada al Juventus con la etiqueta de "centrocampista total", una denominación que ha dejado pequeña, anotando goles como un implacable 9

Arturo Vidal
Arturo Vidal (Reuters )

TURÍN, Italia

"En mi carrera he jugado de todo, solo me falta hacerlo de portero. Yo siempre estoy tranquilo y feliz: cuando me pongo la camiseta del Juventus me siento fortísimo", dijo Vidal en unas declaraciones que recoge hoy el diario deportivo italiano 'La Gazzetta dello Sport'.

A sus 26 años, el jugador nacido en Santiago se ha convertido en un insustituible motor y pulmón de un Juventus que se aupó la semana pasada al liderato de la primera división italiana y encarriló este miércoles, gracias a sus tres goles contra el Copenhague, la clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones.

El internacional chileno suma en esta temporada diez goles, cinco de ellos en liga y cinco en Europa, competición en la que lleva las mismas dianas que el delantero español del Manchester City, Álvaro Negredo, y tan solo uno menos que los atacantes argentinos Sergio Agüero y Lionel Messi.

Con los tres tantos de ayer, el apodado 'Rey Arturo' se convirtió en el máximo goleador chileno en la historia de la Liga de Campeones con 8 goles en total, además de en el primer jugador nacido en Chile que consigue una tripleta en esta competición.

Pero más allá de su olfato goleador y de su condición de centrocampista polivalente, si el entrenador del Juventus Antonio Conte tiene problemas para cubrir puestos en la defensa nunca tiene dudas de a quién acudir.

Frente a las ausencias de los defensas Leonardo Bonucci, Angelo Ogbonna y Andrea Barzagli, Conte alineó a Vidal como defensa central en el partido de la última jornada del Juventus contra el Livorno, que terminó con victoria por 2-0 para los turineses.

No es una novedad para Vidal esta situación, después de haber comenzado su carrera como defensa durante sus inicios en el Colo-Colo chileno, un lugar en el que también ha sido alineado con la selección de Chile en varias ocasiones.

El habitual centrocampista, que terminó lesionado el partido contra el Livorno, fue reclamado por su país para jugar los últimos partidos amistosos de la Roja sudamericana contra Inglaterra y Brasil.

Esta convocatoria provocó un enfrentamiento entre la selección y su club, debido a la intención de Chile de poder contar con una de las piezas claves en su esquema, algo rechazado por el Juventus, que finalmente consiguió que su estrella no se expusiera a cualquier posible percance.

Durante la pasada campaña, el conjunto turinés reconoció que el Real Madrid se había interesado por el fichaje del jugador a través de su representante, aunque aseguró que Vidal "no está a la venta" y no es una cuestión de precio.

El jugador, que recaló en la "Vecchia Signora" por 17 millones de euros procedente del Bayern Leverkusen, no parece tener tampoco la más mínima intención de moverse de Turín: "cuando los dirigentes del Juve quieran, voy a la sede a firmar la renovación", declaró esta semana.