Presidente de club argentino sufre atentado

El mandatario presentó su renuncia al club Los Andes después de los lamentables hechos

Oscar Ferreyra, presidente del club Los Andes
Oscar Ferreyra, presidente del club Los Andes (Página oficial del club Los Andes)

Buenos Aires, Argentina

Desconocidos dispararon seis balazos contra la vivienda del presidente del club de fútbol Los Andes, de la Primera B Nacional (segunda división) del fútbol argentino, Oscar Ferreyra, sin que se produjeran víctimas, en un ataque que llevó al directivo y a la comisión directiva a renunciar en bloque.

"El dicho de que nunca mataron a un dirigente, hoy pasó cerca", lamentó Ferreyra.

El directivo se encontraba en el club cuando ocurrió el ataque el lunes por la noche. "Mi señora se comunica conmigo llorando, que habían baleado el frente de la casa", ubicada en la localidad de Lomas de Zamora, en las afueras al sur de la ciudad de Buenos Aires. "Tiraron con balas de grueso calibre, algunos ingresaron en la casa, dos perforaron el portón y otro logró pasar", relató.

El estadio de Los Andes está suspendido por las autoridades de seguridad a causa de la acción de la "barra brava" y poco antes del ataque había logrado el aval de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (APreViDe) a la propuesta de vender solamente 2.500 entradas a socios identificados para levantar la clausura.

"Cuando pretendés ir contra algunos estamentos que están bastante consolidados, pasan estas cosas", cuestionó Ferreyra.

"Necesitás apoyo para solucionar estas cosas. Estás acompañado las 48 horas posteriores al hecho, después tenés que salir solo a la calle. Los 'barrabravas' están en el fútbol, en los estamentos políticos, policiales, en todos lados. En Inglaterra cayeron porque no los sostenía nadie, los podés marginar de un club pero los sostienen del otro lado", denunció Ferreyra en declaraciones a radio Vorterix.

"Los organismos de seguridad te acompañan, pero también tienen las manos atadas. La seguridad deportiva tiene que ser una cuestión de Estado", reclamó.

Ferreyra consideró "tremendo como nadie se solidariza desde el ámbito del fútbol". "Me llamaron desde afuera, pero todavía no me sonó el teléfono de un par de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino)", reveló el ahora ex presidente de Los Andes, para quien la única solución para frenar los ataques de los hinchas violentos es "parar el fútbol".