Aplazan comienzo de liga ucraniana debido a protestas

El futbol, que se interrumpió como cada año en Ucrania a principios de diciembre, ha sido una de las víctimas colaterales de las protestas de los últimos meses

Un hombre exhibe una bandera en la Plaza de la Independencia de Kiev, donde se emitió una orden de arresto para derrocado presidente Viktor Yanukovich por el asesinato en masa de manifestantes.
Las protestas en Kiev impiden la reanudación de la liga ucraniana de futbol (AFP)

KIEV, Ucrania

La reanudación de la liga ucraniana de futbol ha sido aplazada debido a la inestabilidad política en este país, donde ha sido cesado el presidente Víktor Yanukóvich, anunciaron hoy los organizadores del campeonato.


El Ministerio del Interior se ha dirigido a la Federación de Futbol de Ucrania para posponer la disputa de partidos de liga, ya que considera desaconsejable congregar a decenas de miles de personas en las calles de las principales ciudades del país.

El futbol, que se interrumpió como cada año en Ucrania a principios de diciembre para el receso invernal, ha sido una de las víctimas colaterales de las protestas de los últimos tres meses y de los violentos disturbios de la pasada semana.

Según se supo ayer, el partido amistoso entre Ucrania y Estados Unidos previsto para el 5 de marzo se disputará en Chipre.

"Por motivos de seguridad, la FFU ha decidido celebrar el partido en Chipre y no en el estadio del Metallist de (la ciudad oriental de) Járkov como estaba previsto", anunció la Federación de Futbol de Ucrania en un comunicado.

Según la nota, la Federación de Fútbol de Estados Unidos propuso celebrar el encuentro fuera del territorio de Ucrania, escenario la pasada semana de violentos disturbios que dejaron 82 muertos, según cifras oficiales.

La pasada semana ya tuvo que ser trasladado a Nicosia el encuentro de Liga Europa que enfrentó al Dinamo Kiev y al Valencia, que terminó con victoria del equipo español por 0-2.

La UEFA había dado en un principio el visto bueno para la disputa del partido, pero el estallido de la violencia armada en las calles de Kiev obligó a renunciar a su celebración en el estadio olímpico de la capital ucraniana.