Un contundente 4-0 puso al Ajax en la Liga de Europa

El conjunto holandés fue muy superior al Apoel y luego de golearlo seguirá en competencia europea

Schöne en el festejo de la goleada del Ajax
Schöne en el festejo de la goleada del Ajax (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

El Ajax sentenció su tercera plaza en el grupo F de la Liga de Campeones con un triunfo claro sobre el Apoel (4-0) y se clasificó para la Liga Europa guiado por dos goles del danés Lasse Schöne y la participación esencial del polaco Arkadiusz Milik, objeto de penalti en el 1-0 y asistente en el 2-0.

Así irá el Ajax a la Liga Europa sin discusión, por su evidente inferioridad respecto a Barcelona y París Saint Germain, los dos clasificados para octavos de final en su cuarteto, y porque fue mejor que el Apoel. Un mal menor para el equipo de Amsterdam en una década ya sin superar la fase de grupos de la Liga de Campeones.

No sufrió el conjunto holandés para sellar la tercera posición de su cuarteto en la última jornada, por mucha voluntad que le puso su adversario, un Apoel Nicosia que sólo ha sido capaz de sumar un punto en los seis encuentros y que no tiró ni una sola vez entre los tres palos de la portería 'ajacied', ni siquiera cuando encontró unas cuantas concesiones atrás del bloque de Frank de Boer.

En un partido siempre al ritmo de la posesión del Ajax, encomendado primero a las interesantes apariciones arriba del delantero Milik, como un remate en plancha detenido por el portero español Urko Pardo, un penalti sobre el atacante terminó con la resistencia del conjunto chipriota en el minuto 45.

El ariete sintió el contacto con la rodilla del defensa Antoniades, siempre con la recurrente duda de si fue suficiente como para derribarle dentro del área, y el español Carlos Velasco Carballo, árbitro del encuentro, señaló el punto de penalti. El danés Lasse Schöne lo transformó con muchísima precisión en el 1-0.

El gol, al borde del descanso, encarriló el triunfo del Ajax, que ya devoró a su oponente en los primeros minutos del segundo tiempo, con el 2-0 de Schöne, en otra conexión con Milik, y después con el 3-0 de Davy Klaasen. El 4-0 lo marcó el delantero polaco, que redondeó la goleada de su equipo rumbo a la Liga Europa.