Adriano se va de parranda; Paranaense lo despide

El delantero brasileño fue cesado del club a raíz de una "trasnochada" y por no presentarse a los dos últimos entrenamientos 

Adriano, fuera del Paranaense
Adriano, fuera del Paranaense (Reuters )

Brasil

Adriano, de 32 años, abandonó el Atlético Paranaense después de faltar a las últimas dos prácticas y haber sido captado en un centro nocturno, informó el club.

El veterano ex artillero, de nueva cuenta, abandonó un club por actos de indisciplina, tal como ocurrió en sus anteriores equipos, los brasileños Corinthians y Flamengo.

Tras reunirse con el jugador, el cuadro de la ciudad de Curitiba confirmó a través de un comunicado la salida del jugador, fichado en diciembre pasado.

De acuerdo con la institución, la decisión fue tomada en común acuerdo con el jugador en la reunión que estaba previsto celebrarse después de que el equipo concluyó su participación en la Copa Libertadores de América, lo que sucedió el martes cuando cayó por 2-1 ante The Stongest de Bolivia.

"El Atlético Paranaense le desea suerte al jugador Adriano y sus próximos proyectos", concluyó la misiva.

Tras la eliminación del club de la Libertadores, Adriano no se presentó a las prácticas de ayer y de hoy y fue visto en un centro nocturno bailando y cantando junto a una joven.

El jugador confirmó su salida a través de las redes sociales y agradeció al Atlético-PR.

"El objetivo de mi vida al club fue cumplido y hoy estoy de nuevo en las canchas. Mi pasaje por el equipo fue muy gratificante. Ahora vamos a continuar en lo que me gusta hacer, jugar a la pelota", escribió el atacante, cuyo contrato con el "Huracán" regía hasta fin de año.

Autor el pasado martes del gol del honor del "Huracán" en la derrota ante The Strongest, el "Emperador" fue titular en los últimos dos partidos disputados por el equipo; además del choque ante los bolivianos, Adriano disputó el cotejo ante Londrina, el fin de semana, válido por el torneo local.

Tras ser acogido por el moderno centro de entrenamientos del club en diciembre pasado, Adriano se sometió a un intenso tratamiento destinado a recuperar su forma física, perder peso y quedar listo para volver a jugar después de sus fatídicas salidas de Flamengo y Corinthians.

En ambos clubes, la indisciplina, las faltas y las trasnochadas conjuraron para que el jugador rescindiera los respectivos contratos en forma anticipada y saliera por la puerta de atrás.