Más torneos, más espectáculo

De acuerdo con Oswaldo Sánchez, el formato de torneo corto y Liguilla crea más expectativas para los aficionados, pues se puede ser bicampeón en un año

Oswaldo Sánchez
Oswaldo Sánchez (Especial)

Guadalajara

Para Oswaldo Sánchez los torneos cortos sí revolucionaron el futbol nacional, ya que a partir de ese momento la liga mexicana se convirtió más espectacular y emocionante. 

El ex portero de Santos Laguna es amante de este formato, pues cada cinco meses disfruta de la llamada Fiesta Grande, misma que le brinda la posibilidad a ocho equipos de levantar la copa del título. 

“Me parece que ha sido benéfico para el futbol mexicano, la parte más importante del torneo es la Liguilla y con este formato hay dos por año. Los dos torneos eran buenos, pero me gusta más este formato porque es más emocionante, al tener poco tiempo de preparación te obliga a que tomes pronto el mejor nivel y como consecuencia que rindas más como jugador, eso te da la oportunidad de ser hasta bicampeón en un mismo año”.

Pero más allá del aspecto económico, comercial y emocional, el ahora comentarista de televisión cree que este tipo de competencias, aunada a la nueva regla 10/8 da pocas posibilidades a los jóvenes de debutar en el máximo circuito.

“Sí es más difícil que un joven pueda debutar porque el técnico busca resultados, esto debe de formarlos y hacerles ver que deben esforzarse al doble para llenarle el ojo al entrenador, al final no hay jugadores jóvenes o viejos, sino buenos y malos”, dijo el tapatío. 

LA LIGUILLA, UN PLUS

De igual forma, otro jugador que probó las mieles de la gloria vistiendo la camisa del Santos Laguna, Jared Borgetti, afirmó que los formatos de los torneos cortos fomenta el interés de los aficionados, ya que en un mismo año su equipo pudiese ser bicampeón. 

“Para los dueños de los equipos y la afición les benefició, porque tienes partidos más interesantes todo el torneo, al final estás al pendiente de quien califica y quien no, la Liguilla siempre te da un plus, la gente no tiene que esperar un año para ver una Liguilla, debe esperar cuatro meses para ello y su equipo puede ser campeón, por ende el equipo puede tener mejores entradas si llega a la Liguilla y eso se refleja en dinero. 

“Lo malo es para el jugador en el tema futbolístico, son demasiados partidos en el año, si le sumas los de la Liga, ahora la Copa, partidos de selección, los jugadores importantes acumulan muchos partidos”, sentenció el histórico atacante.