México no ha tenido éxito cuando arma dos selecciones

Los últimos entrenadores de la selección que debieron conformar dos equipos en un mismo periodo no han tenido éxito en ambos certámenes.

Juan Carlos Osorio durante un partido de la Copa América Centenario 2016.
Juan Carlos Osorio durante un partido de la Copa América Centenario 2016. (Imago7)

Ciudad de México

A mitad de año, la selección mexicana tendrá dos compromisos importantes, el de su área, la Copa Oro, y la Copa Confederaciones, la antesala del Mundial. Así que, el entrenador Juan Carlos Osorio echaría mano de la mayoría de los futbolistas que ha visto hasta el momento, y claro, quien demuestre de último momento que puede incorporarse al Tricolor.

El estratega mencionó en su última conferencia de prensa que ha llamado a 65 futbolistas desde que está al frente de la selección mexicana. Por supuesto que con este número, posee material para conformar dos cuadros, aquí lo que tendrá que analizar es que sean de calidad y puedan pelear, porque en el pasado, a los últimos entrenadores que han tenido que dividir, que encarar dos torneos, no les ha ido bien.

En el 2015, cuando Miguel Herrera era el entrenador, el conjunto azteca también tuvo que enfrentar dos compromisos: la Copa América en Chile y la Copa Oro. La experiencia no fue nada positiva en el primero.

La participación de México en la justa sudamericana fue catastrófica. Apenas consiguió dos puntos, producto de dos empates ante Bolivia y Chile. En su último duelo, con la necesidad de un triunfo, se perdió 2-1 frente a Ecuador.

Rafael Márquez fue líder del torneo que se disputó en suelo andino. De igual manera, el Piojo incluyó en ese conjunto a Marco Fabián de la Mora, Javier Aquino, Jesús Manuel Corona y Raúl Jiménez, quienes tenían cartel. Así que, el mismo panorama se esperaría para este 2017.

Eso sí, Herrera ganó la Copa Oro, ahí está el título, aunque fue en medio de circunstancias nada agradables. Primero, la polémica arbitral frente a Panamá, esa ayuda de la que no tuvo culpa el cuadro, pero que le ayudó a quedarse con el trofeo. Luego, no se jugaba de la mejor manera, y los futbolistas habían roto con los medios de comunicación. Así que el ambiente era un tanto tenso.

Después de eso salió Herrera, llegó de interino Ricardo Ferretti y se quedó con la silla Juan Carlos Osorio.

En el 2013 la historia tuvo tintes similares. El estratega José Manuel de la Torre encaró la Copa Confederaciones de Brasil y la Copa Oro. En la primera no se logró acceder a la segunda ronda, pues perdió contra Italia (2-1), frente Brasil (2-0), y solo le ganó a Japón 2-1. Aquí también se dio un escándalo, pues supuestamente algunos jugadores habrían roto la concentración para asistir a un centro nocturno. Aquello no pasó a mayores. En la Copa Oro se obtuvo el tercer puesto, tras perder en las semifinales contra Panamá 2-1. Aquí, en su mayoría no participaron los jugadores de mayor renombre.

Asistieron elementos como Moisés Muñoz, Jonathan Orozco, Cirilo Saucedo, Darvin Chávez, Leobardo López, Miguel Layún, Adrián Aldrete, Miguel Ponce, Joel Huiqui, Efraín Velarde, Israel Jiménez, Hugo Ayala y Jair Pereira. Además de Fernando Arce, Jorge Enríquez, Marco Fabián, David Cabrera, Javier Cortés, Carlos Peña. En el ataque el Chepo convocó a Rafael Márquez Lugo, Isaac Brizuela, Omar Bravo y Javier Orozco.

En el 2005, el Tricolor de Ricardo La Volpe también asistió a dos torneos. La Copa Confederaciones en Alemania, en la que logró llegar a las semifinales. Y en la Copa Oro, torneo en el que quedó mal al ser eliminado en cuartos de final por Colombia 2-1.

EL PANORAMA

Por sus palabras, Juan Carlos Osorio llevará a los que han tenido mayor participación con él al certamen a celebrarse en Rusia, porque en su orden de importancia es el que le sigue al Mundial.

Aún falta tiempo para la elección, y al final, el que tiene la última palabra es el colombiano, que detallará sus listas dependiendo del nivel de los jugadores y del estilo de sus rivales. Así lo ha hecho hasta el momento. La complejidad para señalar con seguridad quiénes estarán es fuerte.

El estratega tiene que evaluar varias circunstancias y claro, también esperar que no haya lesiones, como pasó hace unos días con Yasser Corona, quien no podrá reponerse para alguno de estos compromisos.

Una de las posiciones más competidas es la del portero. Son tres los que suelen estar en las convocatorias: Guillermo Ochoa, Alfredo Talavera y Jesús Corona.

Para Rusia, todo parece indicar que estarían Ochoa y Talavera, aunado a un tercer arquero que elegiría de entre Jonathan Orozco, Alejandro Palacios, Rodolfo Cota y Hugo González. Estos tres últimos no han tenido minutos con el cuadro nacional.

Y es que, para Copa Oro están como opción Jesús Corona y Moisés Muñoz, además de alguno de los ya mencionados para completar.

Del resto que aparecerían en la Confederaciones serían: Héctor Moreno, Rafael Márquez, Diego Reyes, Carlos Salcedo, Paul Aguilar, Hugo Ayala, Miguel Layún, Néstor Araujo, Jorge Torres Nilo, Jesús Dueñas, Andrés Guardado, Héctor Herrera, Javier Aquino, Jonathan dos Santos, Jürgen Damm, Marco Fabián, Javier Hernández, Raúl Jiménez, Giovani dos Santos, Carlos Vela, Hirving Lozano y Jesús Manuel Corona. Son 25 futbolistas recurrentes. Claro que varios de ellos podrían reforzar la otra lista.