Los rivales de Rayados no le atinan al arco

A pesar de que al Monterrey le han tirado 90 veces en 7 jornadas, se posiciona como la mejor defensa del torneo al recibir solo 4 goles.

Jonathan Orozco
Jonathan Orozco (Mexsport)

Monterrey, Nuevo León

El dato es frío y contundente. Los rivales de Rayados han carecido de puntería para disparar a puerta, o bien, para vencer a Jonathan Orozco y/o Juan de Dios Ibarra.

La defensa de Rayados normalmente está compuesta en línea de cuatro con Efraín Juárez, Stefan Medina, Hiram Mier y Efraín Velarde. Y a ese sector bajo lo complementan los contenciones Jesús Zavala y Severo Meza.

Todos ellos y el arquero (Orozco o Ibarra) son los protagonistas centrales del reconocimiento defensivo que hoy ostentan. No obstante, los antagonistas de su éxito han sido sus rivales Leones Negros, Pachuca, Santos, Veracruz, Cruz Azul, Puebla y Querétaro que no han sabido concretar las ocasiones que han gozado para tirar en poco más de 658 minutos, contabilizando el tiempo agregado.

Si al Monterrey de Carlos Barra le han disparado en 90 ocasiones, quiere decir que por partido reciben entre 12 y 13 tiros. Es decir, les tiran cada 7 minutos.

No obstante, ya sea por la mala puntería de sus adversarios o por intervenciones de los zagueros y principalmente de los porteros Orozco e Ibarra, el Monterrey solo ha recibido 4 tantos en 7 partidos. Incluso, ha colgado cuatro ceros en su arco y solo en tres juegos recibió gol (2 contra Veracruz, 1 Leones Negros y 1 contra Cruz Azul).

"Obviamente vamos bien, es lo que tratamos de hacer cada partido: no recibir goles. Todos los que estamos encargados de la defensiva es nuestra labor no recibir goles, tratar de recibir los menos posibles. Hemos hecho bien las cosas", comentó el lateral rayado Efraín Juárez.

El equipo que más veces le remató a Rayados fue Pachuca con 18, seguido por Querétaro con 15 y ninguno de los dos pudo marcarle. Veracruz y Cruz azul le dispararon en 13 ocasiones; el primero le hizo un doblete y el segundo solo un tanto.

Puebla y Santos también se fueron en blanco pese a probarse en 12 y 8 ocasiones; Leones Negros le vacunó una vez en 11 remates.